El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, ha destacado los datos turísticos «excepcionales» registrados durante el puente del Día de Todos los Santos, cuando ha resaltado que la ocupación hotelera media se situó entre el 85% y el 90% en Galicia pese a las lluvias previstas para estas fechas.

Preguntado tras participar este martes en un acto en Santiago, el conselleiro de Presidencia, Xustiza e Turismo ha celebrado la afluencia observada durante estos últimos días pese a no haberse registrado las altas temperaturas y jornadas soleadas que marcaron el pasado puente del Día de la Hispanidad.

En concreto, ha detallado que la ocupación hotelera media se situó entre el 85% y el 90%, aunque «en algunas zonas de Galicia se llegó al 100%». Así, ha hecho hincapié en que la incidencia del turismo rural y el termalismo ha sido «muy importante».

En esta línea, Alfonso Rueda ha afirmado que se ha mostrado que, fuera de la temporada alta, «conviene potenciar» opciones turísticas como estas actividades, en las que los niveles medios de ocupación hotelera han sido «excepcionales».

Por ello, ha concluido que se ha detectado una recuperación del turismo y se ha acreditado que Galicia se mantiene como un destino «de moda». Asimismo, ha asegurado que el ‘bono turístico’ impulsado por la Xunta ha representado «una herramienta fundamental para tener estas buenas cifras».