Los presupuestos de la Vicepresidencia 1ª subirán el próximo año un 2,6 por ciento respecto al ejercicio anterior y superarán los 402 millones de euros. Un documento en el que las partidas destinadas al Xacobeo tendrán una importancia especial y que se plasma a través del incremento de la dotación de la Axencia de Turismo de Galicia, que aumentará cerca de un 12 por ciento.

Así lo ha trasladado el titular del departamento autonómico, Alfonso Rueda, durante su comparecencia en comisión parlamentaria, en la que ha destacado que la inversión del Gobierno gallego para el Año Santo (entre las diferentes Consellerías) ascenderá a hasta 85,8 millones de euros con el fin de seguir en la senda de recuperación del turismo y para celebrar el esta efeméride. De este montante, Turismo de Galicia consignará 65,8 millones (5 más que este año, con un incremento del 8,3%) dentro de un presupuesto que aumenta hasta los 126 millones.

Entre las principales inversiones se encuentran acciones de conservación de las rutas jacobeas (16 millones de euros) o la ampliación de la Red Pública de Albergues del Camino, con cuatro nuevos hospedajes en Piñor (1,1 millones de euros), Ferrol (467.000 euros), Riós (262.000) y el primer albergue de peregrinos en la ciudad de A Coruña (1,1 millones), pendiente este último de la cesión de la parcela por parte del Ayuntamiento.

Rueda ha reiterado sus críticas a la falta de implicación del Gobierno central, al no dedicar «ni un solo euro» de fondos propios al Xacobeo. Del mismo modo ha censurado el cambio de criterios a punto de finalizar el plazo para presentar propuestas al proyecto de rehabilitación de los Bienes de Interés Cultural (BIC).

La Xunta pondrá en marcha, a su vez, el ‘Plan Camiña’ dotado con más de 46,6 millones para reforzar la calidad y la seguridad de Galicia como destino, impulsar la innovación en el sector y apostar por la sostenibilidad. El plan destinará 21,6 millones a las empresas, 21,7 millones a las entidades locales y 3,3 millones más a familias, universidades y entidades sin ánimo de lucro.

DIGITALIZACIÓN DE JUZGADOS

En materia de Justicia, Rueda ha asegurado que se va a mantener el nivel inversor en infraestructuras con la puesta en marcha de las obras de la sede central del Imelga en Santiago (2,7 millones en el 2022) y de los nuevos juzgados de A Estrada (1,4 millones).

También se podrá en marcha el Plan Senda 21-25 para seguir digitalizando la justicia de la mano de la Amtega, con una inversión total de 50 millones de euros; la catalogación, digitalización y expurgo de los archivos judiciales (987.000 euros) o la inclusión de dos millones del plan plurianual para la renovación de equipación y mobiliario de los archivos y oficinas judiciales. El presupuesto de la Xunta en el apartado de Justicia superará los 169 millones de euros en el próximo ejercicio.

La Xunta seguirá atendiendo las necesidades de los edificios administrativos de titularidad autonómica y se llevarán a cabo trabajos de eficiencia energética en los inmuebles de A Coruña, Ferrol y Lugo.

La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior reserva una partida de 1,5 millones para incrementar el personal de los GES, actualizar los salarios de los efectivos y poner en marcha un ‘subGES’ en O Grove. Las cuentas también dedican cuantías a parques de bomberos (10,1 millones), Protección Civil (360.000 euros) y al Grupo de Apoyo Logístico a la Intervención de la Axega (266.000).

A mayores, se consolidará el incremento de un 19,6 % del presupuesto de 2021 para la equipación de los cuerpos de emergencias y protección civil de los ayuntamientos, con 3,3 millones en el 2022. Rueda insistió, a su vez, en la necesidad de que el Gobierno central dote a la Unidad de la Policía Autonómica (UPA) de las plazas aún vacantes, para poder dar respuesta a las necesidades de la población.

MUNICIPIOS Y EXTERIOR

El vicepresidente primero destacó además que el Fondo de Cooperación Local tendrá una dotación de 135,7 millones de euros, con una subida de 8,6 millones, el 6,8%. Sumando las transferencias (352,8 millones), los ayuntamientos gallegos recibirán cerca de 488,5 millones de euros, un 20% más que en el 2021.

Además incorpora una nueva línea de 1,8 millones para ayudar a los ayuntamientos en la compra de camiones de recogida de residuos y contraincendios. Los municipios de menos de 50.000 habitantes contarán con un millón de euros en subvenciones para adquirir vehículos eco o híbridos para sus policías locales.

La Dirección Xeral de Administración Local mantendrá el compromiso con la mejora de las infraestructuras municipales, el reparto del fondo por el canon eólico, la lucha contra la avispa velutina y las iniciativas de las asociaciones vecinales, que se refuerzan. Este departamento atenderá también a las conclusiones del trabajo de la USC para delimitar las competencias de las diferentes administraciones para analizar la viabilidad de impulsar nuevos procesos de fusiones municipales.

Rueda destacó también una carta recibida por parte del Gobierno central en la que se muestra «dispuesto» a abrir procesos de transferencias con Galicia, por lo que ha confiado en que se pueda «hablar mucho» y que esta «buena voluntad» se confirme «en hechos».

Finalmente, la Dirección Xeral de Relacións Exteriores e coa Unión Europea dispondrá de 10,6 millones de euros (un 3,2% más), sobre todo para el programa de cooperación al desarrollo, que sube un 5,2%. La Xunta de Galicia mantendrá su apuesta por la Fundación Galicia Europa y por los programas conjuntos con Portugal que permitieron gestionar más de 163 millones en 85 proyectos de cooperaciones transfronteriza en el marco de la Eurorregión.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

La diputada socialista Leticia Gallego ha lamentado el compromiso «insuficiente» de la Xunta para atender la crisis provocada por la pandemia, y ha instado al Gobierno a abordar el futuro del sector «con coraje» y que debe ser «estratégico», teniendo en cuenta el peso en el porcentaje del PIB de Galicia.

También ha reprochado la falta de ejecución de 16 millones de euros en Turismo y ha llamado a una revisión de la situación en la que se encuentran los albergues públicos de la comunidad autónoma, que deben ser «un espacio de integración» de todos los visitantes.

Del mismo modo, insta a potenciar las ayudas al sector que no deben ser «meros parches», sino que el objetivo de ser «atraer cantidad y calidad» turística a Galicia e impulsar la transformación de destinos «hacia la sostenibilidad y digitalización».

Desde el BNG, Iago Tabarés ve las cuentas «un fiel reflejo de la gestión global» del Gobierno, con «escaso rigor» y fomento de la «arbitrariedad» y pensados «en el bienestar» de la Xunta «y no en la ciudadanía» lo que evidencia «el poco respeto institucional».

El diputado ha reprochado la renovación del parque móvil después de usarlo en su día «de caballo de batalla» contra la Xunta del bipartito, sobre todo «en esta época de pandemia», y ha pedido explicaciones por el crecimiento «del 30 por ciento» en personal eventual.

Asimismo, ha lamentado que se mantenga el fondo base de Cooperación Local que se rige «por criterios objetivos» mientras que sube el adicional.

Finalmente, Paula Prado (PP) ha agradecido unas cuentas que «crecen en inversión» y ha reprochado el papel del PSOE como «delegado del Gobierno» e ironizado con que el BNG utilice su «armario de performance» dependiendo de si va a una manifestación o a una comparecencia parlamentaria, refiriéndose al «travestismo político» de Ana Pontón.