El acceso a los dos astilleros de Navantia en la Ría de Ferrol, tanto el de Fene (A Coruña) como el Ferrol, ha permanecido cortado durante tres horas, entre las 6,00 y las 9,00 horas de este miércoles, 27 de octubre, por la presencia en las puertas de los trabajadores de la empresa ElectroRayma, cuya dirección reclama a la empresa naval pública hasta 4,7 millones de euros por los trabajos realizados en los dos buques AOR para la Armada de Australia, al no existir acuerdo entre ambas sociedades en la cantidad.

Los trabajadores de la compañía auxiliar se han situado en todas las puertas de ambos centros y han recibido el apoyo y solidaridad tanto de los operarios de la principal como de las compañías, que han permanecido en el exterior y que ha generado también algunas retenciones de tráfico.

Para la tarde de este miércoles, según fuentes consultadas por Europa Press, está convocada una reunión entre Navantia y la dirección de ElectroRayma para tratar de desbloquear esta situación.

Este conflicto está llevando a la empresa auxiliar de electricidad y electrónica, con sede en el polígono industrial de Río do Pozo, en Narón (A Coruña), a una situación financiera complicada, ya que adeuda dos nóminas a sus trabajadores, concretamente la extra de verano y la paga del mes de septiembre.