El puerto de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) se sitúa como segundo de todos los puertos de interés general del Estado donde más ha crecido el tráfico de mercancías con respecto al mismo mes de 2019, año anterior a la explosión de la pandemia.

En concreto, el vilagarciano ha gestionado 1.114.970 toneladas hasta el cierre de septiembre de 2021, un 12% más que en 2019 hasta ese mismo mes. Este crecimiento tan solo lo supera el puerto de Málaga, con un 22%.

De acuerdo con los datos que ha publicado este lunes el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, los cinco puertos de interés general del Estado que hay en Galicia (A Coruña, Ferrol-San Cibrao, Marín-Pontevedra, Vigo y Vilagarcía) gestionaron un total de 22.462.690 toneladas de mercancías hasta septiembre, un 4,98% más que en 2020.

De todos ellos, el de Vilagarcía ha experimentado con respecto al pasado año el mayor crecimiento: un 28,47% más. También crece el puerto de Vigo, con 3.468.388 toneladas gestionadas en los primeros nueve meses de 2021 (+10,11%); y el de A Coruña, con 2.680.110 toneladas de mercancías (+8,38%).

En el lado opuesto se sitúan Ferrol-San Cibrao, que ha bajado un 2,13% con 7.648.419 toneladas gestionadas hasta septiembre; y Marín-Pontevedra, con 1.550.803 toneladas, un 0,23% menos.

TOTAL ESPAÑA

En cuanto a los datos de toda España, el tráfico de los 46 puertos de interés general del Estado superó durante el mes de septiembre las 45 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 3,9% respecto al mismo mes del año anterior.

En el acumulado del año, el tráfico total de los puertos alcanzó las 404,64 millones de toneladas, un 5,93% más que en el mismo periodo de 2020. Respecto a 2019, año anterior a la pandemia, el descenso se limita ya a solo el 5,4%, según datos de Puertos del Estado.

Además, hasta diez autoridades portuarias ya superan los datos anteriores a la crisis del coronavirus, encabezando la remontada el puerto de Málaga, un 22% más, el de Vilagarcía de Arousa, un 12,2% más, y el de Pasaia, un 10,3% más.

Según la forma de presentación de la mercancía, todos los grupos crecieron en septiembre, aunque en el acumulado del año los graneles líquidos aún se encuentran un 0,5% por debajo de los datos de 2020.

La mercancía general, la más numerosa, con 22,3 millones de toneladas en el mes de septiembre y 206,5 millones en el acumulado del año, creció un 7,9%, empujada sobre todo por productos como los vinos, bebidas y derivados, los materiales de construcción y los productos siderúrgicos.

Dentro de este grupo, la mercancía que viaja en contenedores (el 72,3% del total), creció a un ritmo del 5,4% y superó las 149 millones de toneladas a pesar de los problemas de desabastecimiento registrados en los puertos asiáticos y norteamericanos.

Por su parte, los graneles sólidos, con más de 7,4 millones de toneladas en septiembre y 63,1 millones en el acumulado del año, crecieron un 12,5%. En este grupo, a pesar de que el tráfico de carbón y coque de petróleo siguieron descendiendo, otros productos como el mineral de hierro, la chatarra o el cemento y clinker contribuyeron a su despegue.

Los graneles líquidos, el único grupo cuyos datos acumulados del año aún se encuentran por debajo de los datos de 2020, lograron crecer en el mes de septiembre un 0,8%, superando las 14,3 millones de toneladas y llegando a las 124,3 millones de toneladas en el acumulado del año.

TRÁFICO DE PASAJEROS

Respecto al tráfico de pasajeros, una vez eliminadas las restricciones de movilidad ya van recuperando la normalidad, aunque desde Puertos del Estado advierten de que habrá que esperar hasta el 2023 o 2024 para volver a las cifras previas a la pandemia, sobre todo en el tráfico de cruceros.

El acumulado de 2021, con un total de 12,4 millones de pasajeros, aún está muy lejos del récord alcanzado en 2019, cuando se registraron 29,8 millones de pasajeros en los nueve primeros meses del año.