El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, recela del impacto en Galicia de los Presupuestos Generales del Estado y ha puesto el foco en varias carencias que considera «preocupantes»: el «bloqueo» a las autovías y que no haya nuevos «proyectos de calado en ninguna ciudad».

En lo que respecta a las infraestructuras, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su Ejecutivo, Feijóo ha incidido en que no se contempla la salida sur de Vigo, ni los accesos a A Coruña o a Ourense, al tiempo que «se confirma» que «todas las grandes inversiones en materia de autovías no tocan en el año 2022».

El presidente ha aludido a las reducidas cuantías para los proyectos de Vigo-O Porriño, la ampliación de la Avenida de Alfonso Molina y el Puente Pasaje, en A Coruña, la autovía de A Mariña o la de Ourense-Ponferrada, pero «especialmente abandonada» queda, a su modo de ver, la autovía Lugo-Ourense, y también la de Lugo-Santiago, con anualidades hasta 2025 cuando debería estar acabada en 2022.

Más allá, en términos generales y a la espera de tener una evaluación más completa del proyecto de PGE, el presidente ha advertido que el Estado «se reserva para sí el 50% de las inversiones» y que el 50% restante que «territorializa» sí representa un incremento de la inversión.

Pero a este respecto, ha matizado que se constata «un incremento del 9%» sobre el presupuesto anterior, «que crecía un 6%, el peor de la historia». «Así un 9% puede parecer mucho, pero en anteriores proyectos se crecía un 12%. Es un crecimiento aceptable, pero no el gran crecimiento del que el Gobierno nos quiere convencer», ha aseverado.

CAUTELA HASTA VER NUEVAS «CONDICIONES»

En términos generales, Feijóo ha insistido, además, en que los PGE no son «rigurosos» ni «realistas» en los ingresos y ha reiterado en que el «incremento impositivo» que recogen «no es bueno para la reactivación económica» y puede frenar el consumo.

Además, ha apelado a ser cautelosos, ya que se conocen las «condiciones» de Podemos, «pero aún no las de Bildu, ERC, PNV o Junts Pel Sí».

EL EMPLEO, «PRINCIPAL POLÍTICA DE VIVIENDA»

Por otra parte, sobre la ley de vivienda estatal, ha reivindicado las decisiones adoptadas en Galicia para favorecer la accesibilidad y ha esgrimido que el ‘bono alquiler’ «es algo bastante antiguo, una medida bastante antigua que ya implementaron gobiernos del PP y del PSOE». «Se puede discutir el importe del bono, pero no es una novedad», ha recalcado.

Preguntado por las manifestaciones de su jefe de filas, Pablo Casado, acerca de que teniendo trabajo «se puede acceder a una vivienda», Feijóo ha replicado que «por supuesto», bajo su punto de vista, «lo fundamental para acceder a la vivienda es el empleo», ya que una persona en paro tiene muchas más dificultades para hacer frente a un alquiler o hipoteca y «llegar a fin de mes». «El empleo es la principal política de vivienda», ha sentenciado.

Finalmente, ha esgrimido que en la propuesta estatal, que aún no conocen en detalle las comunidades puesto que no ha habido conferencia sectorial, hay «mucho ruido» y «pocas medidas efectivas».

«No sabemos cuántos ayuntamientos van a subir el IBI y las comunidades que van a intervenir el precio de la vivienda. Me da la sensación de que los ayuntamientos no van a subir el IBI y las comunidades no van a intervenir los precios de la vivienda, así que se quedará en una declaración de intenciones», ha zanjado.