La reunión entre la dirección de Vestas y el comité de empresa para abordar el expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo en Viveiro (Lugo) ha concluido sin acuerdo ni entendimiento entre las partes.

El comité denuncia que la dirección «está enrocada y no retira el ERE bajo ningún concepto». Por su parte, los representantes de los trabajadores insisten en la necesidad de paralizar el ERE «para garantizar la negociación en tiempo de una salida y lograr el correcto funcionamiento de la mesa industrial» constituida por iniciativa de la Xunta.

«Pero Vestas escapa de esa mesa y propone negociación paralela sin parar en ningún caso el reloj», critica el presidente del comité, David Mariño.

Esta propuesta fue rechazada por el comité, que entiende que es en la mesa industrial «donde se pueden hacer realidad las posibles salidas» al conflicto, al disponer «de los mecanismos necesarios».

El comité avanza que seguirá luchando «para proteger» los trabajos e intentará forzar a Vestas a participar «activamente» en la mesa industrial de la Xunta, que está previsto que se vuelva a reunir este jueves.