El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, ha trasladado su compromiso con los 115 trabajadores afectados por el cierre de Vestas en Viveiro (Lugo), al tiempo que reprocha a la Xunta que no «se conozca implicación» por su parte.

«La Xunta tiene las competencias en política industrial, pero su única política es la inacción», critica el líder de los socialistas gallegos a través de una nota de prensa.

Subrayando que más de un centenar de empleados esperan «algún tipo de solución» por parte del Ejecutivo autonómico, remarca que «hace falta un Gobierno gallego que asuma sus competencias y que apueste por el futuro de Galicia».

Según censura, la Xunta no toma «medidas para articular alternativas al cierre de una planta que lleva más de 20 años» en A Mariña de Lugo, comarca para la que exige un plan «que apueste por nuevos proyectos industriales para generar empleo».

DECISIÓN «INJUSTA»

Por su parte, la secretaria provincial del PSdeG en Lugo, Patricia Otero, ha manifestado el rechazo de su partido al cierre de la fábrica de Vestas en Viveiro, al tiempo que pide a la Xunta que busque «alternativas».

El anuncio de la compañía, según la socialista, supone una decisión «injusta» para los trabajadores y sus familias, «y un nuevo golpe para la comarca de A Mariña».

«Desde el PSdeG trabajaremos incansablemente para abrir vías de diálogo y negociación, con el fin de solventar esta situación», advierte.

Mostrando «indignación» ante la medida, también emplaza a la dirección de Vestas a que la «reconsidere» y «asegure el mantenimiento» de los puestos de trabajo en Viveiro.

A la Xunta le reclama que «en el ámbito de sus competencias exclusivas en materia de política industrial, y en colaboración del Gobierno del estado, ejecute e impuse todos los esfuerzos posibles para encontrar alternativas a este cierre, con el fin de lograr la reindustrialización de A Mariña».