El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que el Ejecutivo autonómico no tiene «ninguna de comunicación» de «atrasos o retrasos» en relación a las rebajas de peajes comprometidas por el Gobierno central para la AP-9 y ha exigido que se cumplan las promesas en los plazos finados.

Tras el Consello, Feijóo ha recordado los compromisos adquiridos en la última reunión con el responsable estatal de Transportes, José Luis Ábalos, y ha incidido en que se materializaron las promesas de «trabajar de forma conjunta» y de que la Xunta tuviese información «en tiempo real», antes de quejarse de que ninguna de ellas se haya cumplido.

En este contexto y tras incidir en que las informaciones publicadas por los medios de comunicación ponían en duda el cumplimiento de estos compromisos –con el rechazo de Audasa al plan del Ministerio–, ha remarcado que la responsable autonómica de Infraestruturas, Ethel Vázquez, se ha dirigido al secretario general de Infraestructuras del Ministerio para tratar de clarificar la «exactitud» de lo publicado.

Feijóo ha recordado que, en su último encuentro con Ábalos, «desde la tribuna» de la Xunta, él propuso «junio» para la entrada en vigor de las rebajas comprometidas, mientras que el ministro dijo que se sentía más cómodo con «julio». Y a día de hoy ha recalcado que no dispone de ninguna comunicación sobre el posible «retraso» en el cumplimiento de lo prometido.

Finalmente, se ha declarado consciente de que «no es fácil» negociar con Audasa, pero ha añadido que «esto no es nuevo» y ha insistido en que el Gobierno debe cumplir con las rebajas de peajes.