El Parlamento gallego ha instado a la Xunta a dirigirse al Gobierno central para que adopte «las medidas necesarias» dirigidas a reducir «el impacto negativo» de la nueva tarifa eléctrica en la economía de las familias y en la competitividad de las empresas.

Lo ha hecho a través de una iniciativa del PP aprobada en el pleno de la Cámara autonómica en la jornada del miércoles. El martes, el hemiciclo acogió el debate de dos textos sobre este asunto, uno de los populares y otro del Bloque.

Así, la propuesta aprobada reclama el impulso, «como mínimo», de medidas como impulsar el descenso de la factura eléctrica a través de la revisión de los tramos horarios, así como de la supresión del gravamen del impuesto sobre la producción de electricidad.

También demanda traspasar a los presupuestos generales del estado «algunos de los costes regulados» de la tarifa eléctrica, la deuda del sistema eléctrico y los costes extrapeninsulares.

En tercer lugar, pide revisar la tributación que soporta la factura eléctrica e impulsar una reforma fiscal que armonice la fiscalidad que esta factura soporta en España con los gravámenes medios de los países del entorno. En esta línea, el Bloque pedía que el IVA de la electricidad pasase del 21% al 4%.

OTRAS TRES DEMANDAS

Un cuarto punto que solicita el texto aprobado es conceder «más peso específico al término de energía que al de potencia» y un sexto apartado requiere simplificar la factura eléctrica «para facilitar su comprensión, y poner en marcha de inmediato una campaña de información» a los consumidores.

Por último, propone ampliar el derecho de poder acogerse al precio voluntario del pequeño consumidor hasta potencias iguales o inferiores a 15KW para el consumidor doméstico, con el fin de facilitar el acceso al bono social eléctrico.