El vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Francisco Conde, ha denunciado la «inacción» del Gobierno en relación a la situación de la planta de Alcoa de San Cibrao, en Cervo (Lugo) y también de Alu Ibérica en A Coruña.

A preguntas de los periodistas, y sobre la fábrica de San Cibrao, ha cuestionado que «ahora sean los trabajadores quienes se tengan que reunir con los compradores», en relación con el encuentro que mantendrán el día 9 con representantes de la empresa Liberty.

«Sorprende que el Gobierno se desentienda de este proceso y el compromiso que tenía adquirido de intervenir a través de SEPI parece que no se va a cumplir», ha asegurado el conselleiro para quien el Ejecutivo está dejando «pasar el tiempo».

Al hilo de ello, ha manifestado que la Xunta seguirá demandando esta «intervención» de la SEPI. «Y si se desentiende es indicativo y preocupante de cara al futuro», ha apostillado. «Esperamos que haya una rectificacion y que el Gobierno intervenga en todas las conservaciones para identificar el comprador que dé estabilidad a los puestos de trabajo», ha añadido.

ALU IBÉRICA

Respecto a la situación de la planta de Alu Ibérica en A Coruña, ha considerado que se está también ante la misma «estrategia» de «inacción». «No resuelve los problemas de los trabajadores que necesitan una actuación directa por parte del Gobierno».

«Para poder validar si desde el punto de vista técnico y financiero se llevan desarrollando todas las actuaciones comprometidas en la operación de venta», ha añadido.

El conselleiro ha argumentado también que «independientemente de la intervención judicial, el Ejecutivo central tiene que convocar la mesa industrial» con presencia, ha recalcado, de trabajadores y de las comunidades autónomas de Galicia y Asturias. «Y poder constatar si efectivamente se cumplieron todos los compromisos que el propio Gobierno avaló», ha insistido.