Delegados y delegadas de la CIG en el sector del metal se han concentrado ante la sede de la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC) para mostrar su rechazo a la propuesta de la patronal para el convenio provincial, «que no responde a las demandas trasladadas por la representación sindical», sostienen desde la central sindical.

La protesta se realizó al terminar la asamblea de delegados y delegadas de CIG-Industria, que se celebró en la explanada del edificio sindical de A Coruña, para abordar la situación de la negociación y valorar los pasos a seguir.

Eduardo Caamaño, portavoz de la CIG en la mesa de negociación, explica que esta se constituyó a finales de 2019, aunque la pandemia dejó en suspenso las reuniones durante todo el pasado año.

Ante este parón, las tres centrales sindicales remitieron en abril a la patronal una propuesta cerrada para un acuerdo parcial sobre las tablas de 2020 con una subida salarial del 1% «y el compromiso de seguir negociando el articulado del texto durante este año».

«Sin embargo, la patronal respondió con una contraoferta de subida salarial del 0,5% para 2020 y del 1% para 2021 y sin garantía de negociar otras mejoras sociales y laborales». «Esta propuesta no nos vale porque la plataforma unitaria que le remitimos es cerrada con el objetivo de negociar este año el nuevo convenio provincial en el que se deben incluir mejoras laborales, sociales y salariales», señala.