El comercio exterior de productos de alta tecnología registró un saldo positivo de 114,1 millones de euros en 2020, con exportaciones por valor de 389,8 millones e importaciones por un importe de 275,7.

Así lo recogen los datos avanzados correspondientes al pasado ejercicio que publica este viernes el Instituto Galego de Estatística (IGE).

En concreto, el saldo más abultado es el que se anota el comercio exterior de productos químicos, con 207,39 millones de euros (exportaciones por 236,92 millones e importaciones por 29,52).

Mientras, el saldo negativo mayor fue el contabilizado para instrumentos científicos, de -83,02 millones de euros, tras exportar por valor de 12,62 millones pero con importaciones por unos 95,64 millones.