El presidente del comité de empresa de Alcoa, José Antonio Zan, confía en que se logre un acuerdo «antes de abril» para la venta de la factoría de San Cibrao a Liberty.

Zan ha asegurado que el grupo británico «sigue interesado en la compra», y ha insistido en que «sin Liberty» no tendría «mucha viabilidad», por lo que ha agradecido los ocho meses de espera. «Eso para nosotros es muy importante porque sino estaríamos en una posición muy difícil», ha ensalzado a este respecto.

El sindicalista ha confesado que «ese acuerdo» ofrece «tranquilidad para estas negociaciones y esperamos que antes de abril puedan fructificar», presagia.

En cuanto a la venta, Zan ha dicho que «desconoce» los pormenores de «la operación», si bien se ha apresurado en dejar claro que «tanto la SEPI, como Liberty o como cualquiera que compre la empresa tiene que asegurar el futuro vía inversiones y modernizar la factoría».

También ha puntualizado que ese «futuro» pasa por «parques energéticos que nos permita producir aluminio verde y es lo que sería más rentable e interesante para el Estado».

«Las energías renovables que se constituirían ahora permitirían un precio del aluminio más barato dentro de diez años y posibilitaría, incluso, que bajara el precio de la luz que es bastante necesario en este país».

La pasada semana se «desbloqueaba» la negociación con la multinacional americana, un acuerdo que luego fue suscrito también de forma mayoritaria por la asamblea de trabajadores.

El próximo mes se podría producir la primera visita a la factoría de la Mariña de Lugo de los posibles compradores y «el acuerdo final podría alcanzarse en un mes o en mes y medio», con lo que esperan que «antes de abril» se haya formalizado la venta.