Inditex y los sindicatos UGT y CC.OO. han firmado este lunes un acuerdo que da prioridad al mantenimiento del empleo durante el proceso de transformación digital que aborda el grupo y que implica un cambio de modelo en el que se apuesta por tiendas de mayor tamaño, con herramientas tecnológicamente avanzadas y la absorción de tiendas más pequeñas y con menor capacidad de adaptación a este modelo.

En concreto, el acuerdo articula el procedimiento mediante el cual a las plantillas de las tiendas absorbidas se les facilitaría la opción de trasladado al resto de tiendas existentes o a las nuevas que abrirá el grupo, según han informado los sindicatos, que han destacado que el diálogo entre ambas partes ha permitido poner las bases para articular correctamente este proceso, de manera que cuando una tienda sea absorbida se ofrecerá a la plantilla su reubicación en otras tiendas, sea cual sea la cadena de origen y de destino.

Asimismo, Inditex ofrecerá alternativas de empleo en las áreas logísticas del grupo y en sus servicios centrales.

En este sentido, se fija un límite kilométrico máximo de 25 kilómetros para los traslados a otros establecimientos, priorizando siempre las vacantes en tiendas próximas de la misma ciudad o localidades limítrofes.

Además, si el traslado supone un cambio de domicilio, la empresa reembolsará los gastos de mudanza y abonará los gastos en los que se incurra en el traslado con un límite de 3.000 euros.

Por otra parte, en último caso, el acuerdo ofrece una alternativa a aquellas personas que, por cualquier motivo, decidan no aceptar la propuesta de traslado: la persona tendrá derecho a una indemnización de 33 días por año trabajo con un límite de dos anualidades.

Si la persona está contratada desde antes de 2012, la indemnización correspondiente a ese período ascendería a 45 días por año trabajado, con los topes legalmente establecidos.

Para favorecer que la prioridad del proceso sea el mantenimiento del empleo, el acuerdo contempla, según explican los sindicatos, extender durante un año estas condiciones a los trabajadores reubicados, de manera que durante doce meses puedan acogerse a esta medida por cualquier circunstancia.

En paralelo a ello, todas las personas de la plantilla que estén implicadas en este proceso de transformación digital recibirán, por parte de la empresa, la formación necesaria para poder abordar sus nuevas tareas con garantías y eficacia, un proceso formativo en el que la empresa ya ha venido trabajando desde que inició la transformación digital de la plataforma comercial hace casi una década.

El acuerdo contempla además la creación de un ‘Observatorio de Nuevas Realidades’, que tendrá carácter paritario y abordará la puesta en marcha de los diversos proyectos.

Este observatorio tendrá reuniones periódicas donde se analizará la evolución general del sector y sus grandes tendencias de innovación, así como las consecuencias que estas puedan tener sobre las condiciones de trabajo de la plantilla.

La responsable de Comercio de CC.OO., Ángeles Rodríguez, ha afirmado que se trata de un acuerdo «muy importante», puesto que «inicia un camino en el sector para abordar la ineludible transición digital de forma consensuada».

Por su parte, la responsable de Comercio y Grandes almacenes de UGT, Cristina Estévez, ha resaltado que la transformación digital en las empresas debe garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo. «Es la única manera de afrontar la digitalización en este sector, con medidas consensuadas para la reconversión a través de la formación, entre otras», ha añadido.