El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha concretado que los siete proyectos gallegos ya avanzados para optar al fondo europeo de recuperación frente a la pandemia suponen una inversión de 3.200 millones de euros y la creación de 18.000 empleos. Asimismo, ha ratificado que a la «hoja de ruta» definitiva de Galicia se sumará más iniciativas en ámbitos como la ciencia y la salud, el envejecimiento activo o la lucha contra la despoblación.

Feijóo, quien ya había manifestado en la pasada jornada que hay «más de dos centenares de proyectos» sobre la mesa que habrá que seleccionar, ha ratificado que son siete los que están ya preparados, al tiempo que ha abogado por «aprovechar todas las posibilidades» que ofrecen los fondos europeos para alcanzar una recuperación «fuerte, sostenible y que ponga la economía real en el primer plano».

Así lo ha trasladado durante su participación en el Foro ‘Galicia, Next Generation’, en la que también intervino el vicepresidente económico, Francisco Conde, así como representantes de las principales 60 empresas con sede o implantación en Galicia. Antes de la Conferencia de Presidentes del 26, en la que se abordará este asunto, Feijóo ha comprometido un encuentro abierto para «todas» las compañías de la Comunidad «con interés».

Para lograr la meta de «aprovechar todas las posibilidades» que ofrecen los fondos europeos, el presidente gallego ha destacado que es necesario que haya «una cogobernanza real» entre el Gobierno central y las comunidades, unos presupuestos dirigidos a hacer frente a la situación actual y planificación de recursos, además de la colaboración público-privada.

En relación a este último punto, ha enfatizado que la colaboración público-privada va a ser «indispensable» para aumentar «el alcance y capacidad» de inversiones de los proyectos tractores, así como para movilizar empresas y agentes sociales y llegar al conjunto del tejido económico y social.

MENSAJE DE «UNIDAD» Y «COMPROMISO»

Así, ha lanzado un mensaje a los actores económicos, a quienes ha agradecido su mensaje de «unidad» y «compromiso» en este foro, «muy necesario en estos tiempos». Y ha incidido en que la Xunta no tiene más objetivo que «acertar».

«No nos guía otro interés que no sea una economía fuerte, empleo de calidad y una Galicia que ponga sus recursos a disposición de la economía. Una Galicia que salga fortalecida de este impacto sin precedentes en la economía mundial», ha abundado.

GALICIA, «CON LOS DEBERES ADELANTADOS»

Al respecto, Feijóo ha reivindicado que la Comunidad llega a este momento trascendental con «los deberes adelantados» y con la «anticipación» como una de sus «principales ventajas», refiriéndose, a modo de ejemplo, a la creación del Comité de Expertos, a la puesta en marcha de un Plan de reactivación, a la constitución en el Parlamento de una comisión para la reactivación o a la comisión interdepartamental para gestionar las candidaturas a los fondos.

«Y, en cuanto las candidaturas, tampoco partimos de cero, porque ya tenemos siete propuestas avanzadas. Siete proyectos que suponen una inversión de 3.200 millones de euros y la creación de 18.000 empleos», dijo, precisando que todos forman parte de la «hoja de ruta» que Galicia presentará en la Conferencia de Presidentes del día 26.

NUEVAS INICIATIVAS

Sobre este asunto, tanto Feijóo como Conde han repasado los siete proyectos que ya están avanzados: el centro para el impulso de la economía circulaR, la planta de generación de hidrógeno verde, el centro de fabricación de fibras textiles a partir de la madera y la instalación de nueva potencia renovable (por 1.000 MW), cuatro iniciativas tractoras a las que se suman tres proyectos transversales (cadenas logísticas sostenibles, un centro de investigación e innovación y un laboratorio digital).

Pero el presidente también ha aprovechado el acto para trasladar la voluntad de que esa «hoja de ruta» gallega recoja iniciativas adicionales a la propuesta de la Xunta, pero, sobre todo, «la propuesta de las empresas, de los clústers, de los inversores y de los actores económicos privados».

«Creemos que Galicia también está en condiciones de impulsar nuevas iniciativas en ámbitos como la ciencia y la salud, la cohesión social y territorial, el envejecimiento activo, la movilidad sostenible, la agenda urbana y rural y la lucha contra la despoblación, la educación y la formación, o la eficiencia de la administración pública», ha precisado.

«CLARIDAD Y CONCRECIÓN»

Y ante la Conferencia de Presidentes del 26 de octubre, ha urgido que se conozcan «lo antes posible, con claridad y concreción», los criterios en que se va a basar el Gobierno para el reparto de los recursos que lleguen de Europa, ya que «hasta ahora solo se conoce que el 37% de los fondos se destinarán al impulso de la transformación ecológica, 25.000 millones de euros, y el 33% a la transición digital, 24.000 millones».

«Esperamos que en la próxima Conferencia de Presidentes podamos tener una mayor concreción, porque la respuesta a la crisis actual comporta un aumento importante del endeudamiento público, pero hay que asegurar que ese endeudamiento se dirige a financiar el futuro y tiene que redundar en el incremento de la productividad, en la consecución del empleo de calidad y en el crecimiento de la economía», ha afirmado.

Feijóo ha concluido aseverando que es el tiempo de definir qué papel tiene que desempeñar Galicia en ese marco que ya todos los países de la Unión están construyendo.

«Y la imagen que hoy nos deja este encuentro tiene una doble lectura: acción y unidad. Acción como sinónimo de anticipación y de trabajo hecho; y unidad porque aquí están representados todos los sectores de la economía gallega a través de las empresas tractoras, claves en el PIB gallego, y entidades financieras que van a tener un papel indispensable en el desarrollo de los proyectos que presentaremos a través del Gobierno central», ha zanjado.