La expatrona de la cofradía de pescadores Virxe do Carme de Arcade-Soutomaior Rita Míguez de la Iglesia ha negado las acusaciones del nuevo equipo directivo, que el pasado viernes informó de la presentación de una querella criminal por supuestas irregularidades cometidas durante el anterior mandato.

En una respuesta remitida a los medios este sábado, Míguez de la Iglesia califica de «descabellada performance» la actuación de la nueva directiva, que acusan a la ejecutiva saliente de haber cometido varios delitos de administración desleal, hurto, extorsión y apropiación indebida.

Así, dice no tener constancia de que exista una denuncia presentada en los juzgados contra su persona, si bien expresa que está «deseando» comparecer ante la justicia para defenderse ante acusaciones que niega y ve orientadas a «mancillar» su «irreprochable» trayectoria como patrona mayor.

Por último, Míguez de la Iglesia afirma que el «acto de difamación gratuita» y el «ataque infame» contra su persona «tendrá severas consecuencias legales en el futuro una vez se archive la eventual causa judicial».