El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, acusa al Gobierno central de «empeñarse» en cerrar la fábrica de Alcoa en San Cibrao, al tiempo que afirma que «hablar de nacionalizar es intentar confrontar».

En declaraciones a los medios de comunicación en A Coruña, Conde ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz y a la de Transición Ecológica, Teresa Ribera, de tener como «único objetivo» que no se produzca aluminio primario en Galicia. Por ello, les pide que «no echen culpas y asuman responsabilidades».

«Los tres se empeñan en cerrar la empresa y mandar a las familias al paro», denuncia el conselleiro. Critica que tienen «un comportamiento inexplicable» ante una industria básica apoyada en todos los países europeos, indica.

Así, exige se establezca un «precio eléctrico competitivo», pues es «la pieza que falta» para salvar la empresa, y subraya que es «competencia exclusiva» del Ejecutivo central.

Conde defiende que los Ejecutivos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy ofrecieron en su día una «solución» a la industria del aluminio primario, por lo que reclama que ahora haya una «respuesta» en forma de precios estables y que el Gobierno «no busque excusas o culpables».

CONFRONTACIÓN

El conselleiro de Industria asegura que el Ejecutivo estatal busca el enfrentamiento con empresarios y con administraciones autonómicas y considera que «solo intenta confrontar». «Pido que se enfoque el esfuerzo y que se dé una solución: un precio eléctrico», resumió.

Por su parte, muestra su «disposición» a desarrollar un plan con fondos europeos para la industria del aluminio primario, a facilitar préstamos participativos y a trabajar con contratos bilaterales vinculados a los fondos de garantía.