El quinto día de campaña electoral para el 12 de julio y con la resaca del debate de la CRTVG a siete bandas celebrado en la noche de lunes, ha llevado al candidato del PP a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, a una primera parada en la provincia de Ourense, en la aldea de Osmo, ayuntamiento de Cenlle, en donde se ha comprometido de nuevo con el rural, sobre todo, como elemento imprescindible –dijo– después de la crisis sanitaria provocada por el nuevo coronavirus.

Por ello, Feijóo, que ya ha visitado su aldea natal y ha estado en una explotación ganadera, ha acudido de nuevo al rural este martes para exponer sus propuestas en esta materia antes de una reunión del Círculo de Empresarios en Vigo. Así, ha sostenido que si se mantiene como presidente, habrá más polígonos agroforestales, se impulsarán las llamadas ‘aldeas modelo’ –como lo es la pionera de Osmo, y ya hay 60 solicitudes más– y se ha ratificado en otros nueve instrumentos más para el rural, entre los que se encuentran una ley de calidad alimentaria y una ley de recuperación y puesta en valor de la tierra agraria.

«Encontramos la tecla para reactivar el rural con productividad y economía sostenible», ha reivindicado en una intervención pública tras visitar la aldea de Osmo. Este concepto de ‘aldea modelo’ responde a un enclave en el que se potencian los cultivos ecológicos y la ganadería autóctona, como el ‘porco celta’ –en el caso de este lugar ourensano–.

Feijóo también ha explicado los «nueve instrumentos» con los que los populares pretenden dar impulso al rural: ley de recuperación y puesta en valor de la tierra agraria –regular todo el catálogo de terrenos de productividad agraria y forestal–; venta de los productos autóctonos y de los polígonos agroforestales en mercados de proximidad ‘mercaproximidad’; un banco de explotaciones (sin perder la titularidad) insistir en la producción agroforestal; una ley de calidad alimentaria, con el foco en el sector con un plan estratégico para la PAC 2021-2017 con estrategias sectoriales para el sector lácteo, cárnico, vitivinícola y apoyo a la producción apícola, oliva, aceite, hortofrutícola y agroecológica.

Junto a ellos, diseñar un plan de internacionalización de las empresas agroalimentarias y otros proyectos «tractores» para reactivar la economía: «planta de fabricación de fibra forestal, centro de residuos y planta de hidrógeno verde».

REPASO DE GOBIERNO Y IMPUESTOS CERO

En una agenda intensa este martes, el político popular ha hecho repaso a los once años de su gobierno al frente de la Xunta para reivindicar su «compromiso» con el rural y avanzar algunas medidas para la próxima legislatura si se mantiene en la Presidencia, como los puntos de recogida de venta online en el rural.

Cobertura de internet, transporte escolar compartido y «el lugar más barato» desde el punto de vista de los impuestos han sido algunas de las referencias de Feijóo. De hecho, se ha visto «legitimado» para reclamar al Gobierno central que extienda la política de «impuestos cero» que ha impulsado la Xunta en rural al conjunto de la geografía española: «esa discriminación positiva, en Galicia es posible y estamos convencidos de que en España es posible».

En su discurso, ha vuelto a esgrimir «experiencia y determinación» para llevar a cabo sus propuestas, así como ha exhibido «un equipo» en el gobierno «que están orgullosas de sus raíces» y que «no van a dar un balón por perdido para persistir» en la actividad económica del rural. De este modo, se ha «comprometido con esta tierra»: «donde nacimos, porque eso no lo vamos a olvidar nunca».

Por ello, y haciendo un símil con el rural, ha propuesto a los gallegos que el próximo 12 de julio «siembren la cosecha de 2024». «Estoy convencido de que los gallegos elegiremos en libertad, a aquellos que puedan garantizar la estabilidad desde el primer día hasta el último día y entre los experimentos y la experiencia», ha sentenciado.

«EL RURAL ES NUESTRA ESENCIA»

«Ciertamente, esta Galicia está más comprometida que nunca con el rural, que son nuestras raíces», ha enfatizado Feijóo, quien ha incidido en que, al margen de los que «tuvimos la suerte de nacer en el rural», todos los «gallegos tienen sus antepasados en el rural».

De esta manera, ha remarcado que el rural «es nuestra esencia y sin él, Galicia no se entendería». «No solo es imprescindible para entendernos, sino también para entender la industria y la economía», ha explicado Feijóo, en un discurso en el que ha subrayado que en la crisis del covid-19 «hemos aprendido que además de ser la despensa del país, es el sector básico de nuestro país».

Es más, ha puesto en valor que «sin el rural, no podríamos estar confinados». «No tendríamos cadena alimenticia», ha evidenciado, para agregar que en este ámbito «la pandemia pegó con menos intensidad». En este sentido, ha convenido que «este proyecto piloto tan intenso como es el teletrabajo» ha permitido abrir la visión y decisión de «irse a vivir al rural», por lo que se abre «una oportunidad histórica» tras la crisis sanitaria.

En su intervención se ha mostrado «molesto» con los que «desprestigian» el rural con «visiones apocalípticas» y, frente a ello, ha defendido que «nunca se ha producido tanto en el medio rural como ahora». «Es el más competitivo de nuestra historia», ha asegurado.