Las cifras de la evolución de la gripe en Galicia muestran, actualmente, una tendencia descendente y un pico de incidencia que se alcanzó hace dos semanas. Sin embargo, estos datos no permiten, para los expertos, bajar la guardia, dado que los epidemiólogos «no descartan» que se pueda producir un nuevo incremento, con un nuevo pico, dadas las circunstancias «anómalas» de este año, con la coexistencia de tres virus respiratorios (‘tripledemia’) y la proximidad de las fiestas navideñas, con un incremento en las interacciones.

El último informe de vigilancia de la gripe en Galicia, que abarca los datos hasta el 4 de diciembre, evidencia una «tendencia decreciente» de esta enfermedad en la Comunidad, unos datos que, recoge el informe, «sugieren que ya se superó el pico de la ola y nos encontramos en su rama descendente».

En concreto, en la semana 48 (del 28 de noviembre al 4 de diciembre) la tasa de consultas en Galicia disminuyó un 23% con respecto a la semana anterior, algo que afecta a todas las provincias y todos los grupos de edad, pero en mayor medida en los pacientes entre cero y cuatro años (con un descenso del 37%).

Asimismo, la positividad de las muestras para la gripe A disminuyó por tercera semana consecutiva, y se situó en el 8,2%, mientras que no se detectó ningún positivo para gripe B. En total, se notificaron 89 ingresos de personas con gripe, un 21% menos que la semana anterior.

En cuanto al Virus Respiratorio Sinticial (VRS), los datos de Sanidade manifiestan un descenso en la pasada semana, después del incremento en la anterior. En todo caso, la gráfica sigue estando por encima del 10% de positividad que indica la existencia de una ola epidémica.

POSIBILIDAD DE UNA SEGUNDA OLA

En cuanto al descenso en los datos de incidencia de la gripe, fuentes de la Consellería de Sanidade han confirmado a Europa Press que el pico alcanzado hace dos semanas y el descenso actual no permiten bajar la guardia, de acuerdo con el criterio de los expertos.

En concreto, «no es descartable una segunda ola» de esta enfermedad, teniendo en cuenta que el comportamiento este año es «anómalo» dada la situación de coexistencia de tres virus respiratorios simultáneos, lo que se ha dado en llamar ‘tripledemia’: covid-19, gripe y VRS.

A esto se suma la proximidad de las fiestas navideñas, que implica un aumento en las interacciones entre personas, tal y como ha recordado el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, antes de participar en el Consejo de Ministros de la UE, en Bruselas.

Comesaña ha explicado que este año «se adelantó ligeramente» el VRS, que motivó un «incremento importante de la afluencia» a los hospitales en los servicios pediátricos a finales de octubre. Sin embargo, ha destacado, la tasa de ingreso motivada por esta dolencia ha sido «menos que otros años», del entorno del 6%. En la actualidad, ha dicho, «parece que este virus se estabiliza en valores habituales».

En cuanto a la gripe, Comesaña ha explicado que Galicia alcanzó «un pico hace dos semanas», pero solo el tiempo determinará «si fue un pico de verdad o no», por el riesgo de que se repita. Por ello, ha animado a la población a que siga vacunándose tanto de la covid como de la gripe.

Además, el conselleiro ha dicho que es «probable» que después de Navidad, «fruto de las interacciones» de esta época, haya «alguna complicación» por estas enfermedades, algo que «era habitual ya antes de la pandemia». Para ello, ha dicho, todas las áreas cuentan con planes de contingencia.

LOS MÉDICOS, PREOCUPADOS

Sobre esta situación, la Sociedad Española de Médicos de Familia ha trasladado su «preocupación» tanto por la coexistencia actual de los tres virus como por la alerta generada por el estreptococo A tras la detección de fallecimientos de menores en Reino Unido y Madrid.

Así lo ha trasladado el portavoz de la entidad, el médico lucense Lorenzo Armenteros, que ha llamado la atención sobre lo que se ha dado en llamar ‘tripledemia’, con la coexistencia de «tres enfermedades víricas en un corto espacio de tiempo». «Ahora vamos a tener que sumar una nueva, con este temor surgido por el estreptococo A, y ya podíamos hablar de cuatro en vez de tres», ha puntualizado.

Aunque ha reconocido que esta situación «es muy difícil de combatir», Armenteros ha apostado por la vacunación tanto contra la covid como contra la gripe para disminuir los efectos adversos. «Aún no ha pasado la epidemia de gripe. Estamos en el momento que más casos suele haber, que es en la época de más frío. Estamos a tiempo hasta finales de diciembre de vacunarnos de la gripe», ha subrayado.

Lorenzo Armenteros ha apelado también a la «precaución» y ha pedido que «prime el sentido común»: «En el momento que tengamos cualquier afectación respiratoria, hay que tomar las medidas para que no se contagien los que están a nuestro alrededor», ha dicho. «El uso de la mascarilla y mantener la distancia, serían algo fundamental para evitar contagios», ha aconsejado.