El premio Nobel de Química en 2019, M. Stanley Whittingham, ha explicado este miércoles, durante su ponencia en Santiago de Compostela, que «el futuro a medio y largo plazo es de las baterías de iones de litio» y que el objetivo es que este tipo de almacenamiento de energía «tome el relevo de los combustibles fósiles, fundamentalmente en los medios de transporte».

M. Stanley Whittingham, que ha impartido la conferencia de apertura del XXVI Encontro Galego Portugués de Química, ha explicado que su equipo está potenciando que las baterías de iones de litio «duren muchísimo tiempo» y que incluso «podrían llegar a ser permanentes y que no hiciese falta tener que recargarlas».

Asimismo, el científico británico e investigador de la Universidad Estatal de Nueva York ha explicado que esto dependerá de lo que la sociedad «quiera pagar por tener esta tecnología a su disposición», ya que estas baterías «serían muy caras».

En esta línea, según ha señalado el Colegio de Químicos de Galicia en un comunicado, el Nobel de Química 2019 ha detallado que estas «baterías del futuro» permitirían a un automóvil «recorrer más de un millón dekilómetros». Así, ha destacado que serían una fuente de suministro energético «muy importante» y que «una sola recarga permitiría circular toda la vida de un coche».

Este congreso, que se celebra en la facultad de Química de la Universidade de Santiago de Compostela, reúne desde este miércoles y hasta el viernes, 500 congresistas que darán más de 550 ponencias relacionadas con la química.