Galicia rebasó en el mes de septiembre los 5 millones de turistas que se habían fijado como objetivo para todo el año 2022, que deja una temporada estival «de récord» con 2,1 de viajeros alojados y 4,7 millones de pernoctaciones, lo que supone, respectivamente, casi un 7% y un 12,4% más que en el verano anterior a la pandemia.

La directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, ha acudido este miércoles al Parlamento gallego para exponer ante la Comisión 6ª de Industria, Enerxía, Comercio e Turismo los datos de la campaña veraniega en Galicia.

Castro ha calificado la temporada estival de «histórica» al haberse alcanzado cifras «récord» en nivel de visitantes y pernoctaciones, unos datos que ha atribuido al «éxito» del Xacobeo bianual que se cierra a finales de 2022. Así pues, la comunidad suma 5,3 millones de turistas en lo que va de año, para el que se había marcado el objetivo de alcanzar los 5 millones.

Y es que el número de peregrinos este año es ya un 32% superior al de 2019, último ejercicio prepandemia, con 153.500 ‘compostelas’ expedidas durante el verano, otra cifra récord registrada en la Oficina de Atención al Peregrino, que ha entregado en lo que va de año más de 350.000 credenciales de haber hecho el Camino.

Durante este verano, el 70% de los peregrinos que llegaron a Santiago y obtuvieron la ‘compostela’ fueron españoles (107.000), de los cuales, uno de cada tres procedía o de Andalucía o de Madrid. Entre el caminante internacional (46.000 entre junio y septiembre), predominan de forma mayoritaria los portugueses.

El Francés sigue siendo la ruta preferida. La mitad de los peregrinos escogieron este camino, aunque Turismo de Galicia destaca el crecimiento del Camino Portugués por la Costa y la Vía da Prata, así como la afluencia en el Camino de Invierno, donde se ha triplicado el número de peregrinos.

AUMENTOS EN TODOS LOS ÍNDICES

Durante su exposición, Nava Castro ha subrayado que el balance del verano deja aumentos en prácticamente la totalidad de los índices de medición del estado del turismo en Galicia, con un incremento del 6,9% en el número de viajeros y un 12,4% en el total de pernoctaciones.

Además, las tarifas hoteleras –«donde se mira la rentabilidad del sector», en palabras de la responsable de Turismo de Galicia– han aumentado un 17,1% respecto a 2019. Los apartamentos turísticos son el segmento del sector que mejor comportamiento tiene en el indicador de estancia media (4 noches) y los albergues, la que peor (1,2).

Todos los tipos de alojamiento superaron los niveles de demanda del pasado año, si bien el 62% del total corresponde a los establecimientos hoteleros y el 38% al segmento extrahotelero (cámpings, apartamentos, casas rurales y albergues). En total, el sector hotelero facturó este verano 123 millones de euros, según las cifras de la Administración autonómica.

PERFIL DEL VISITANTE

En cuanto al perfil del turista que eligió Galicia el verano predominan los madrileños. Casi uno de cada cinco visitantes en temporada estival viene de la capital del Estado, por lo que la Xunta se ha comprometido a «seguir luchando y haciendo promoción» de la oferta gallega en la Comunidad de Madrid.

Entre los que llegan de fuera del Estado, al igual que en el Camino, destaca el visitante portugués, que representa el 4,8% del total de personas que viajan a Galicia, cifra superior a comunidades como Valencia o Euskadi.

Nava Castro ha destacado el incremento del 28% regristrado respecto a 2019 en el volumen de visitantes llegados de Estados Unidos, que ya suponen el 1,7% del total, superado por Italia, pero por encima de Alemania o Francia.

El reparto dentro de la comunidad del turismo continúa siendo muy desigual, pues A Coruña y Pontevedra absorven a casi 9 de cada 10 visitantes que llegan a Galicia.

OPOSICIÓN Y PP

Por su parte, los grupos de la oposición han puesto el acento en que la Xunta debe encaminar las «existosas» cifras del turismo en un modelo «sostenible» que deje un retorno económico y social entre la ciudadanía gallega.

El diputado del BNG Daniel Pérez ha advertido el incremento del número de turistas está generando «tensiones» con las poblaciones de lugares «masificados» como Santiago, los municipios del último tramo del Camino Francés o las Rías Baixas, que deben hacer frente a fenómenos como la «gentrificación» que dificulta el acceso a la vivienda.

Por parte del Grupo Socialista ha intervenido la parlamentaria Leticia Gallego, que ha tachado de «errático» el modelo de la Xunta pues, dice, es «incapaz de avanzar en la desestacionalización» al estar centrada en el fenómeno Xacobeo. Tras apelar a ir «más allá» del Año Santo, la del PSdeG ha puesto como ejemplo la Navidad de Vigo que, dice, carece del apoyo del Gobierno gallego.

Por último, el diputado del PP Borja Verea ha celebrado los datos que deja la temporada de verano, que ha atribuido a las políticas desarrolladas por la Administración autonómica.