El incendio que se inició a las 20,52 horas de este martes en la parroquia de Castro de Escuardo, en Maceda (Ourense), sigue activo y la Consellería de Medio Rural eleva en su último parte la superficie afectada, según las mediciones provisionales a 150 hectáreas.

Este incendio forestal se inició en tres focos diferentes y simultáneos, por lo que, según el departamento que dirige José González, «todo apunta a su intencionalidad». El alcalde de la localidad, Rubén Quintas, ha ratificado a Europa Press que se trata «de un incendio intencionado de libro».

En su extinción, han participado 1 técnico, 8 agentes, 28 brigadas, 13 motobombas, 3 palas, 3 aviones y 7 helicópteros.

Asimismo, desde las 21,30 horas de este martes permanece estabilizado el incendio más grande de los que aún no han sido extinguidos en la Comunidad: el que se inició en la madrugada del sábado en la parroquia de Mourentán del ayuntamiento pontevedrés de Arbo y que ha calcinado unas 400 hectáreas.

Este fuego está perimetrado y sin llama. Medio Rural traslada que se están refrescando puntos calientes. Para apagarlo, han trabajado 9 técnicos, 30 agentes, 93 brigadas, 60 motobombas, 5 palas, 2 unidades técnicas de apoyo, 12 aviones y 10 helicópteros. Asimismo, participan efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

EXTINGUIDO EL INCENDIO DE A CAÑIZA

En cuanto al incendio registrado en Oroso, en A Cañiza (Pontevedra), quedó extinguido a las 20,01 horas de la pasada jornada, tras participar en las labores de extinción 1 técnico, 15 agentes, 26 brigadas, 13 motobombas 2 palas, 9 aviones y cinco helicópteros.

Medio Rural ha confirmado que finalmente resultó quemada una superficie de 29,5 hectáreas, de las que 18 son arboladas y 11,5 monte raso.

Finalmente, sigue controlado el fuego de Padróns, en Ponteareas (Pontevedra), con una superficie provisional afectada de 20 hectáreas. En su extinción han participado 11 agentes, 24 brigadas, 16 motobombas, 1 pala y 1 helicóptero.