La Diputación de A Coruña llevará a pleno este jueves una propuesta de aprobación del Plan General de Prevención de Riesgos y Medidas Antifraude, que tiene el objetivo principal de garantizar una adecuada gestión de los fondos europeos Next Generation, según informa.

Con la aplicación de esta nueva herramienta, la Diputación se compromete a reforzar «unas prácticas en todos sus estamentos que no dejen ninguna margen de actuación a conductas irregulares, corruptas o fraudulentas y que, en tal caso, estos se detecten y se recobren para el erario público los fondos mal aplicados en el plazo más breve posible».

La puesta en funcionamiento de los mecanismos antifraude tienen como finalidad principal la protección de los fondos europeos que se canalizan a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El presidente provincial, Valentín González Formoso, destaca la importancia de tener «tolerancia cero con el fraude y apostar por reforzar la transparencia y los mecanismos de buen gobierno».