El hombre detenido este pasado lunes por haber agredido supuestamente a su pareja, que se encuentra en la UCI en estado grave, en el municipio de Carballo (A Coruña) pasará este miércoles a disposición judicial en esta localidad.

Así lo han informado fuentes judiciales, que han concretado que está previsto que el pase a disposición judicial tenga lugar este miércoles en el Juzgado de Instrucción número 1 de Carballo, que es el competente en materia de violencia sobre la mujer.

Por su parte, la mujer agredida, de 43 años de edad, se encuentra «estable» ingresada en la UCI del Hospital A Coruña con «pronóstico grave», según han señalado fuentes sanitarias este martes.

Los hechos sucedieron sobre las 2,45 horas de este lunes pasado en el lugar de Fonte Caldeira, en el municipio de Carballo, donde un testigo encontró a la mujer en la calle tras haber sido agredida y alertó a la Benemérita.

Al lugar el 061 envió dos ambulancias de soporte vital básico, personal sanitario del PAC de Carballo y una ambulancia de soporte vital avanzado, que, tras una primera asistencia en el lugar, trasladó a la mujer herida, de unos 43 años de edad, al Hospital A Coruña.

Por su parte, los dos hijos menores de edad de esta pareja permanecen bajo custodia de un familiar directo de la víctima, han asegurado por parte de fuentes consultadas.

DETENIDO

El marido de la víctima y presunto agresor, que carece de antecedentes, huyó tras la agresión y, después de ordenar su búsqueda la Guardia Civil, se ha entregado en la Comandancia de A Coruña, donde fue detenido sobre las 10,15 horas del lunes, desde donde ha sido trasladado al cuartel de Carballo.

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Carballo ha abierto una investigación para esclarecer los hechos. Está previsto que el arrestado pase a disposición judicial en esta localidad coruñesa este miércoles.

DENUNCIA POR INSULTOS

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, confirmó este pasado lunes una denuncia de hace un año por vejaciones e insultos al varón detenido por agredir a su pareja este lunes en el municipio de Carballo.

«El único dato que tenemos es que no existía ninguna denuncia previa, por tanto no había orden de alejamiento en ese sentido y seguían conviviendo juntos», ha explicado Miñones, para puntualizar que «sí había una denuncia de hace un año por vejaciones e insultos».