El partido de baloncesto entre el Monbus Obradoiro y el Club Joventut Badalona de este sábado a las 20,30 horas se jugará sin público tras la resolución del Gobierno, atendiendo a las medidas decretadas por el Ministerio de Sanidad para frenar el avance del coronavirus, por las que el Consejo Superior de Deportes ha comunicado a la ACB que las dos próximas jornadas se disputarán a puerta cerrada.

El club compostelano ofrece a los aficionados que hayan comprado entradas para este encuentro la posibilidad de ser canjeadas para otro partido o solicitar la devolución del importe de las mismas, ha informado el club en un comunicado.

En relación a los abonados obradoiristas, ha explicado la entidad gallega, «en cuanto el club conozca el alcance de la medida y a cuántos partidos afectará de aquí a final de temporada, se comunicará la solución adoptada».

Según ha informado el Gobierno, las competiciones y eventos deportivos profesionales y no profesionales, nacionales e internacionales, «de gran afluencia» que se disputen en España en, al menos, las próximas dos semanas, lo harán a puerta cerrada, según anunció este martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

De este modo, el Gobierno acordó que los eventos deportivos y competiciones nacionales profesionales y no profesionales con una «gran afluencia» de aficionados se jueguen a puerta cerrada, entre ellos LaLiga Santander y LaLiga SmartBank de fútbol y la Liga Endesa y LEB Oro de baloncesto, así como aquellos que supongan un «movimiento importante de aficionados».

Así lo adelantó el ministro de Sanidad, que aclaró que cada uno de estos eventos se estudiarán «caso a caso» con las respectivas Comunidades Autónomas debido a la amenaza del coronavirus, del que se han detectado en España 1.622 casos positivos y registrado 35 fallecidos. Las tres zonas de «transmisión significativa» del virus son las regiones de Madrid, Vitoria-Labastida y La Rioja.