Los partidos de las dos próximas jornadas de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank, previstas para los fines de semana del 13-15 y del 20-22 de marzo, se tendrán que jugar a puerta cerrada por la amenaza del coronavirus, confirmó este martes LaLiga, que no descarta que la medida se pueda alargar y que aseguró que trabaja en «un plan alternativo».

En Galicia, el Celta tiene partido este sábado en Balaídos a las 21,00 horas en Balaídos contra el Villarreal. En Segunda División, el Deportivo también jugará a puerta cerrada este sábado (21,00 horas) en Riazor contra el Sporting de Gijón. En el caso del Lugo, será en la siguiente jornada cuando juegue en casa, será el 22 de marzo (16,00 horas) contra el Zaragoza.

«Según información del Consejo Superior de Deportes (CSD), los partidos de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank se jugarán a puerta cerrada, desde el día hoy y durante al menos las próximas dos semanas», señaló la patronal.

El organismo que preside Javier Tebas apuntó que «seguirá en permanente contacto con el Ministerio de Sanidad y el CSD para atender sus recomendaciones y/o decisiones, anteponiendo la salud de aficionados, jugadores, empleados de clubes y periodistas ante la crisis sanitaria del COVID-19».

«Desde hace semanas, LaLiga trabaja en planes alternativos en coordinación con la UEFA para, en caso de que las autoridades sanitarias decretaran la suspensión de algún partido, disponer de un plan de fechas para disputar los encuentros en los plazos establecidos», advirtió.

Esta medida afecta a la vigesimoctava y vigesimonovena jornada de Primera y a la trigesimosegunda y trigesimotercera de Segunda, y también debería afectar al duelo que disputan este martes en Ipurua el Eibar y la Real Sociedad, aplazado en su momento de la jornada 24.

Hay que recordar que otro campeonato como la Serie A italiana ha suspendido directamente la competición por el coronavirus, mientras que la Ligue 1 francesa también jugará sin público hasta el mes de abril y la Bundesliga alemana ha empezado a tomar medidas similares y el Borussia Moenchengladbach-Colonia de este miércoles y el Schalke-Dortmund del sábado serán a puerta cerrada.