El Ayuntamiento de Vigo ha enviado la documentación completa y definitiva para que el estadio municipal de Balaídos opte a ser sede del Mundial de Fútbol 2030 con un aforo de unas 43.000 personas, en el marco de la candidatura de España y Portugal para acoger este evento deportivo.

Tal como ha informado en rueda de prensa el alcalde, Abel Caballero, en el envío inicial faltaba una serie de hojas relativas a las competencias autonómicas, por lo que ahora ya se ha podido remitir el conjunto del papeleo necesario.

El regidor ha explicado que entre estos documentos se recogen la garantía de las plazas hoteleras necesarias en la ciudad, las actuaciones y planes de tráfico en la urbe, la restauración, la seguridad o la reforma del propio estadio.

En este aspecto, ha indicado que pese a que las bases establecen un aforo de al menos 40.000 personas, los organizadores también solicitan reserva de unos 3.000 asientos, por lo que serán necesarios en el nuevo Balaídos unas 43.000 plazas.

Abel Caballero ha vuelto a cargar contra la Xunta y contra el propio Real Club Celta de Vigo, subrayando que fueron la Diputación de Pontevedra y el Ayuntamiento los que han pagado la reforma de Balaídos, mientras que la Xunta y el Club han puesto «cero euros».