El Ayuntamiento de Santiago ha presentado al ‘Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos (PIREP) Local – Línea 1 – 2022″ del Gobierno Central dos nuevos proyectos: la rehabilitación del Complexo de Santa Isabel y del Polideportivo de Vite.

Así lo ha anunciado este viernes el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, que ha detallado que para Santa Isabel la inversión prevista es de 2.975.000 euros, de los cuales solicitan algo más de dos millones de euros de ayuda y el ayuntamiento aportaría 604.000 euros.

La obra consistirá en un cambio de fachada, de la cubierta, instalaciones eléctricas, iluminación, carpintería, duchas, así como la instalación de prevención de incendios y de refuerzo de la estructura de madera de la piscina.

En el caso del polideportivo de Vite, Bugallo ha concretado que se cambiaría su imagen, toda la cubierta exterior o las instalaciones de luz y agua, por un importe de 1.325.276 euros, de los cuales solicitan al Ministerio 979.000 euros y el Ayuntamiento aportaría 345.000 euro.

En todo caso, el regidor compostelano ha señalado que, aunque las solicitudes están presentadas y cumplen los requisitos, no pueden garantizar que se les otorguen las dos peticiones o la totalidad del importe solicitado. Así, ha trasladado que estos fondos suman 250 millones de euros para toda España, por lo que ha indicado que van a esperar a ver qué obtienen en esta convocatoria y ya preparan la siguiente, que sería para el 9 de junio.

El alcalde ha explicado que la inversión mínima tiene que ser de medio millón de euros y, por eso, han elegido «instalaciones públicas con gran uso y demanda». Además, ha detallado que a estos fondos solo pueden concurrir edificios de titularidad pública construidos con anterioridad al año 2009 y la corporación debe asumir la obligación de que sigan siendo de titularidad pública por lo menos durante los próximos 20 años.

«COMPLICADO» CAMBIAR LA UBICACIÓN DEL CENTRO LOGÍSTICO

Por otra parte, sobre una ubicación alternativa a Meixonfrío para el centro logístico de reparto de mercancías del casco viejo, Sánchez Bugallo ha advertido que «es muy complicado cambiar el emplazamiento» porque en el BOE publicado el 26 de abril se amplía el plazo de presentación del procedimiento, pero «se especifica un límite» y ahora el consistorio debe iniciar el procedimiento de contratación del 80% del importe antes del 15 de junio. Ante esta circunstancia, Bugallo ha explicado que para «cualquier otra ubicación» que se elija habría «muchas actuaciones previas que hacer».

«El BOE que todos esperábamos que nos trajera una ampliación de plazo, pero sin cambiar las condiciones, ha resultado que con el cambio de condiciones en realidad lo que hace es apretarnos mucho más», ha contextualizado.

Así, ha detallado que la parcela de Meixonfrío ya tiene redactado el estudio ambiental, su exposición al público e incluso el plan especial para su tramitación en cuanto se apruebe el estudio ambiental. Por eso, ha apuntado que «cualquier otro emplazamiento» tendría que «empezar de cero». «Eso es un tema importante a valorar por parte de todos los grupos», ha subrayado.

En esta misma línea, ha precisado que la otra propuesta que está sobre la mesa es una parcela municipal «un poco más adelante» de Meixonfrío, colindante entre la N-550 y la carretera que va al Polígono de Amio. Sobre esto, ha detallado que «la conectividad es peor» y además ahí era donde el ayuntamiento tenía previsto emplazar «los garajes de la nueva concesionaria de autobuses en el nuevo concurso».

En cualquier caso, ha defendido que «no hay inconveniente» en que se haga «un análisis comparativo de los dos emplazamiento», pero es «evidente» que «desde el punto de vista que se persigue es demasiada la diferencia para poder ignorarlo».

LAMENTA «LAS FORMAS» DE LOS ÚLTIMOS ANUNCIOS DE LA XUNTA

En la rueda de prensa habitual de los viernes, el alcalde también ha expresado su disconformidad por «las formas» en las que ha asegurado la Xunta le comunicó al Ayuntamiento la inversión de unos 12 millones de euros para una senda destinada a peatones, ciclistas y vehículos, que conectará O Milladoiro con el hospital, la estación intermodal y el edificio administrativo de San Caetano en Santiago.

Según ha relatado este viernes el alcalde, la conselleira de Infraestruturas le envió un mensaje este mismo jueves para informarle de que iba a ir ese tema a la mesa del Consello y posteriormente se remitió un correo electrónico al ayuntamiento.

Asimismo, ha apuntado que el próximo miércoles está prevista una reunión en la que participarán la concejala de Urbanismo y el concejal de Obras. Allí, ha señalado, espera tener «un conocimiento más detallado» de la propuesta.

En todo caso, ha insistido en que no están «contentos con las formas», pero ha reivindicado que «siempre» priorizan «los intereses de los vecinos de Santiago». Así, ha asegurado que irán a la reunión «con la mente abierta» y «actitud constructiva» para ver cuál es la propuesta y «contrastarla» también con la del municipio.

Cuestionado por los demás anuncios para la ciudad que detalló Alberto Núñez Feijóo en el Consello de la Xunta de este jueves, Bugallo ha valorado que han sido «una especie de despedida del presidente de la Xunta», pero ha reconocido que son «prácticamente actuaciones conocidas con anterioridad».