La Diputación de Pontevedra ha brindado este jueves una recepción en el Palacete de las Mendoza a los deportistas de la provincia de Pontevedra que participaron en los Juegos Olímpicos de Tokio: Teresa Portela (medalla de plata en piragüismo), Nico Rodríguez (bronce en vela), Rodrigo Corrales, (bronce en balonmano), Antía Jácome (diploma en piragüismo) y Támara Echegoyen (diploma en vela).

No pudieron asistir pero también fueron reconocidos Rodrigo Germade (plata en piragüismo), Iván Villar (plata en fútbol), Nikolv Sherazadishvili (diploma en judo) además de Tamara y Alberto Abalde, María Bernabeu, Francisco Garrigós y Javi Gómez Noya.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, les ha trasladado el agradecimiento de toda la provincia. «Sois lo mejor que tiene esta sociedad», ha afirmado, y ha destacado que «una sociedad que quiera construir un buen futuro para su gente tiene que reconocer a las y a los mejores de los suyos».

Los olímpicos de la provincia firmaron en el Libro de Honra de la Diputación y recibieron un regalo de la institución. Todos ellos coincidieron en reconocer el valor y el legado de la trayectoria de Teresa Portela, una deportista referente que recalcó que la importancia no es solo de las medallas sino también de la «cantidad de esfuerzo, de horas invertidas, de años de sacrificio» y dejó claro que «unas veces se consiguen y otras no». «Pero lo importante son los valores que queremos mostrar, es el trabajo que hay detrás», ha sostenido.

Por su parte, Nico Rodríguez agradeció el poder juntarse con sus compañeros e hizo especial mención a Tamara Echegoyen «una gran líder para el equipo de vela que nos ayudó mucho».

El guardameta de la selección de balonmano, Rodrigo Corrales, puso en valor el hecho de que «en la provincia de Pontevedra haya tantos deportes, tantos grandes deportistas y tantos entrenadores de base, lo que permite que gente como nosotros estemos hoy aquí». Además, Corrales afirmó que los deportistas de élite deben «seguir siendo inspiración de la juventud, apostar por la base, por la igualdad y la integración para que en los próximos años sean muchas más personas de la provincia las que participen en los Juegos Olímpicos».

EJEMPLO

Antía Jácome se mostró feliz durante el acto. «Yo acabo de empezar en este mundillo y es un honor poder compartir esto con personas que son un ejemplo para mí y para deportistas del mundo entero», ha destacado. También habló Támara Echegoyen, quien es consciente de que «lo importante del deporte son los valores que transmite y educar con ellos».

En estas olimpiadas, en las que Galicia envió más deportistas que nunca, la provincia de Pontevedra tuvo una fuerte presencia (con 12 deportistas) y destacó por su participación al conseguir cinco de las siete medallas gallegas (tres de ellas de plata y dos de bronce) y tres diplomas olímpicos. En este sentido resalta Cangas, un lugar al que fueron a parar cuatro de los metales olímpicos.