El monfortino Eduardo Iglesias repite del 3 al 15 de enero su participación en el Rally Dakar, una prueba que consiguió finalizar el pasado año entre los 100 primeros en la categoría de motos.

Este año, la Diputación de Lugo vuelve a patrocinar la expedición del piloto lugués con una ayuda de 12.000 euros. Así, la marca del ente provincial lucirá en la moto KTM 450 que el monfortino conducirá en los desiertos de Arabia Saudí.

El presidente de la diputación, José Tomé, ha comparecido este jueves acompañado por Eduardo Iglesias en la entrada del Pazo provincial, donde, en declaraciones a los medios, ha mostrado su orgullo por que el monfortino pasee el nombre de Lugo por el mundo.

«Es un honor para el conjunto de la provincia que un vecino de Monforte lleve por segundo año consecutivo el nombre de Lugo en el Rally Dakar, una de las pruebas deportivas con mayor proyección a nivel mundial», ha destacado Tomé.

El presidente lugués y alcalde de Monforte ha apuntado en la importancia de que el nombre de la Diputación de Lugo esté presente en una prueba que llega «a cerca de 200 países y cinco millones de espectadores» en la retransmisión de cada etapa, que tiene un impacto en Internet de «54 millones de visitas».

Por su parte, el piloto Eduardo Iglesias ha agradecido el apoyo de la diputación, al tiempo que mostraba su orgullo por «llevar otra vez el nombre de la provincia y de la Diputación de Lugo» en el Dakar.

«Espero dejar el pabellón alto, como el año pasado, incluso mejorar ese puesto aunque el reto vuelve a ser el mismo de poder acabar», ha señalado Iglesias.