El Partido Popular de A Coruña ha exigido al Consejo Superior de deportes (CSD), como máxima autoridad del Estado en materia deportiva, que ponga fin a la «persecución» que, según denuncia, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, «viene sometiendo al Real Club Deportivo de La Coruña».

Así lo han demandado en un comunicado remitido a los medios, en el que acusan a Tebas de someter al club de la ciudad «a una serie de manifiestas injusticias» algunas de la cuales, a juicio de los populares coruñeses, «rayan los límites de la legalidad y de la ética».

Por este motivo, el PP exige al Consejo Superior de Deportes (CSD), como máxima autoridad del Estado en materia deportiva, que adopte «cuantas medidas sean necesarias para acabar con este cúmulo de agravios».

El PP coruñés considera que el Gobierno debe intervenir «sin más demora» para «frenar en seco y sin titubeos» el intento de la LFP de «adulterar la competición» de Segunda División, al adoptar «una serie de decisiones que, curiosamente, siempre acaban perjudicando los intereses del club blanquiazul».

Además, los populares muestran su apoyo a la reivindicación del Consejo de Administración del Deportivo para solicitar la inhabilitación de Javier Tebas «como último y confeso responsable de todo este desaguisado».

APOYO «FIRME» A BERGANTIÑOS

El PP coruñés, asimismo, ha subrayado su «firme apoyo» a todos los estamentos del club pero, en especial, a su capitán, Alex Bergantiños, al considerar que «la denuncia interpuesta por la LFP contra el jugador, y que motivó su conducción a dependencias policiales para prestar declaración, es la gota que colma un vaso que ya estaba virtualmente desbordado».

«Si vergonzosa es la situación derivada de la denuncia de La Liga, mucho más lo es que nadie haya asumido la responsabilidad de causar este bochornoso episodio que se saldó con la puesta en libertad sin cargos ni acusación alguna de Bergantiños, como no podía ser de otra manera», censura.

Ante todas estas cuestiones, critican que el Consejo Superior de Deportes «opte por mirar hacia otro lado y no tome las riendas de una situación que avergüenza a propios y a extraños».

En definitiva, el Partido Popular de A Coruña exige al CSD que «deje de esconderse y que pase a la acción». «Que deje de amparar las injusticias cometidas por Javier Tebas con el Deportivo y con los coruñeses y que active los mecanismos necesarios para inhabilitar a un dirigente que actúa por fobias y por intereses personales y familiares», finaliza.