La Real Academia Galega ha decidido posponer el pleno extraordinario que cada año se celebra por el 17 de mayo hasta el mes de octubre, una medida inédita y sin precedentes en la historia de la institución, que este año dedica las Letras Galegas a la figura de Ricardo Carvalho Calero.

Las consecuencias de la crisis sanitaria por el COVID-19 han obligado a la institución académica a posponer tanto este pleno extraordinario como todos los actos que estaban previstos en las fechas previas, que quedarán para después del verano.

La fecha elegida para celebrar el pleno será el 31 de octubre, justo el día después de la conmemoración del 110 aniversario del nacimiento del intelectual ferrolano.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)