El XIX Festival de Cans, celebrado este pasado fin de semana, ha recibido a más de 10.000 personas en su regreso a las fechas primaverales. La mitad del público ha pasado por la parroquia de la localidad pontevedresa de O Porriño el sábado, día grande del festival, en el que la organización ha destacada que hubo «un gran ambiente» y «un comportamiento ejemplar» por parte de los asistentes.

Según ha trasladado la organización, la principal afluencia se produjo en los conciertos nocturnos de Amparanoia el viernes y de Dakidarria y Los Vinagres el sábado, que llenaron la carpa habilitada para la ocasión con unas 1.500 personas.

Al margen de los conciertos, ha resaltado también el «multitudinario» ‘Coloquio na Leira’ con el director Daniel Monzón, al que asistieron unas 300 personas que pudieron conocer más de las experiencias del cineasta mallorquín, autor de películas como Las leyes de la frontera o Celda 211.

Además, también ha subrayado la «emoción y alegría» vivida en la entrega de los ‘chimpines’ de plata al actor Federico Pérez, el crítico cinematográfico Javier Tolentino y a los vecinos Marisol Troncoso y Alfonso González, junto con el premio de honor Pedigree 2022 a la cineasta Margarita Ledo.

Pese a la «gran afluencia de gente» que se acercó a Cans, la organización ha subrayado que la aldea no vivió en ningún momento sensaciones de agobio, con los espectadores repartidos en los «más de dos kilómetros de perímetro por toda la aldea».