El PP ha instado al Gobierno a reponer la denominación de Ramón Menéndez Pidal al Premio Nacional de Investigación en Humanidades, además de responder a la pregunta que los senadores populares formularon en la Cámara Alta para que el Ejecutivo desvelase los motivos para desvincular el nombre del filólogo coruñés de la condecoración.

En un comunicado, el senador Miguel Lorenzo, quien junto a los también senadores Pilar Rojo y Miguel Ángel Viso presentó la cuestión el pasado mes de junio, explica que el Ministerio de Ciencia e Innovación aún no ha dado respuesta al porqué de tomar la decisión de retirar los nombres de Menéndez Pidal, Santiago Ramón y Cajal o Gregorio Marañón de los premios «más prestigiosos de la ciencia española».

Por su parte, el ministerio justificó en su momento la decisión bajo el argumento de que la remodelación de los galardones impedía «mantener los nombres de los premios tal y como estaban actualmente», al juntar y cambiar varias de las áreas y especialidades que se condecoraban. «En la próxima convocatoria, los premios tendrán los nombres de los investigadores españoles más apropiados para cada nueva especialidad», añadían desde el Gobierno.

A pesar de esta explicación, desde el Partido Popular han insistido en que debe ser el Senado el lugar en el que se de respuesta a la pregunta formulada por Lorenzo, Rojo y Viso. Además, han lamentado la ausencia de un plan institucional «para conservar, dignificar y ejemplificar la memoria de referentes en el campo de la investigación y la ciencia».

PROTESTA DE LOS RECTORES

El PP también han apuntado que la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas ha compartido su protesta «por la decisión gubernamental». El colectivo rectoral ha criticado el «desamparo de la perspectiva de la Ciencia», y ha reivindicado la figura de Menéndez Pidal como «investigador y científico de la lengua, la literatura y la historia».

A este respecto, los senadores populares han pedido al Gobierno que responda a si «existe la intención de atender las diversas y mayoritarias peticiones de la comunidad científica y educativa para reponer la denominación de los premios».