El Ayuntamiento de Sanxenxo (Pontevedra), uno de las zonas más turísticas de las Rías Baixas, entrará en situación de nivel de alerta medio a partir del sábado, pero ya este viernes ha decidido aplicar medidas, como la limitación del aforo en el concierto de Vanessa Martín, que pasará de un máximo de 2.500 a mil personas.

Además, como medida adicional, aunque de momento solo se exige para entrar en los establecimientos del ocio nocturno –con apertura en ayuntamientos de nivel medio o medio bajo–, Sanxenxo –que desde este fin de semana tiene que aplicar esta medida en los locales de copas–, también exigirá PCR o test de antígenos negativo o una acreditación de la pauta de vacunación completa para acceder al concierto de Vanessa Martín.

El comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia ha decidido incluir a Sanxenxo en el nivel medio de restricciones a partir del próximo sábado, si bien forma parte del grupo de tres municipios (junto a Poio y Ribadavia) en especial vigilancia, ya que por su situación «muy en el límite» podría estar ya en el nivel alto de restricciones, en que el ocio nocturno debe permanecer cerrado.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Sanxenxo ha asegurado que «extremará la vigilancia» para que se haga un «cumplimiento estricto de las normas sanitarias» con el objetivo de «frenar la incidencia». Actualmente, este municipio costero cuenta con 97 casos, una incidencia acumulada a 14 días que supera los 500 casos por 100.000 habitantes.

El propio ayuntamiento indica que la consellería ha comunicado en la mañana de este miércoles el cambio de nivel con «vigilancia especial, lo que supone un endurecimiento de las restricciones para la hostelería y la advertencia a un posible nivel superior si no se revierte la tendencia».

«REDOBLE»

Por ello, el gobierno local «redoblará esfuerzos» para tratar de «enderezar la situación», pero es consciente de que «no será posible sin colaboración de toda la ciudadanía». «Tenemos que ser muy conscientes de que nos estamos jugando el medio de vida de miles de familias de Sanxenxo en una temporada que estaba siendo muy buena», ha señalado el alcalde, Telmo Martín.

De este modo, ha afirmado que el gobierno local «va a hacer todo lo posible». «Pero esto no lo puede conseguir un gobierno solo, necesita que vecinos y visitantes respondan con responsabilidad y acatando las normas», ha incidido el regidor, quien ha advertido de que van a ser «inflexibles con los incumplidores que pongan en peligro la salud de las personas y la actividad económica».

«Si hacemos las cosas bien, podemos enderezar la situación porque la vacunación sigue avanzando y porque Sanxenxo sabe hacer bien las cosas, como ya demostró», ha remarcado.

Entre este jueves y este viernes se realizará un cribado poblacional dirigido a la población de entre 19 y 35 años en el PAC de Baltar, en Portonovo, para tratar de localizar posibles casos no diagnosticados.