El Ayuntamiento de Lugo ha emitido a última hora de este lunes un comunicado en el que aclara que, desde el área de Medio Ambiente, se está investigando el procedimiento empleado en esta jornada por la empresa concesionaria del servicio de limpieza vial en la eliminación de las pintadas realizadas este fin de semana en la Catedral.

En concreto, se trata de determinar si los mismos «no fueron los más idóneos para la conservación del patrimonio».

«Siendo el principal objetivo de la actuación la reposición del estado original de los bienes dañados con los referidos actos vandálicos, se están evaluando ahora los criterios técnicos empleados por el personal de la adjudicataria en la elección del sistema y de los materiales utilizados así como el alcance de sus consecuencias con el fin de poder depurar responsabilidades en el caso de que sea preciso», zanja.