Amigos da Terra y Amigos de los Árboles han presentado sendas denuncias ante la Consellería de Medio Ambiente, la Confederación Hidrográfica Miño Sil, la Policía Autonómica y la Policía Local por «vertederos incontrolados de basura» y de restos de obra en el denominado ‘Parque de la Desidia’, localizado en pleno casco urbano de la ciudad de Ourense y en las proximidades del complejo hospitalario de la ciudad.

Según han denunciado los ecologistas, en la zona hay «todo tipo de residuos ocupando más de 500 metros cuadrados», con «acumulación incontrolada de grandes cantidades de escombros procedentes de obras, plásticos, aislantes con posibles restos de amianto, restos metálicos de todo tipo, asfaltos o alquitran», elementos todos que «son altamente contaminantes tanto de los suelos como de las aguas».

«Todos estos escombros, desechos y residuos tienen que ser gestionados de manera idónea, y nunca pueden ser arrojados en espacios abiertos sin el tratamiento preciso por empresa autorizada cómo gestora de residuos», recuerdan.

Los ecologistas apuntan que se da la agravante de que este vertedero está «próximo al complejo hospitalario de la ciudad de Ourense», con las consecuencias que puede tener para la «salud pública».