La Xunta ha hecho este viernes un llamamiento a la población y a los ayuntamientos para que adopten medidas con el objetivo de hacer un «uso eficiente del agua» y no malgastarla porque aseguran que «agosto y septiembre pueden ser muy preocupantes».

La conselleira de Infraestructuras e Mobilidade, Ethel Vázquez, ha pedido a los ayuntamientos que realicen bandos y comunicaciones a la ciudadanía para regular el llenado de piscinas, realizar un lavado de vehículos eficiente, reducir las riegas de jardines o otras «medidas y gestos» para evitar la escasez, ya que Galicia lleva meses en situación de «sequía prolongada». «Son gestos y medidas sencillas que a largo plazo pueden ser muy útiles para evitar pasar a una situación de escasez», ha reafirmado.

En este sentido, la conselleira ha reconocido que con la llegada del verano comienza una época en la que «el recurso es menor y la demanda mayor» debido a «la llegada de turistas». Así, ha pedido «anticiparse» y ha demandado a toda la población «concienciación, sensibilización y ahorro del consumo de agua» porque, ha insistido, «agosto y septiembre pueden ser muy preocupantes si no se toman medidas».

La conselleira ha hecho estas declaraciones este viernes en la presentación del Plan hidrológico de Galicia-Costa 2021-2027, que recoge 212 medidas y una inversión de 1.885 millones de euros para la mejora de la calidad de las aguas y que tiene como objetivo que en seis años el 100% de las masas de agua de Galicia Costa esté «en buen estado».

Ethel Vázquez ha detallado el plan aprobado por el Consello de la Xunta este jueves con el que, según ha afirmado, la administración autonómica finaliza la tramitación de esta hoja de ruta para los próximos seis años, por lo que Galicia se convierte en «pionera» en aprobar su plan hidrológico con una «evaluación ambiental estratégica».

212 MEDIDAS

Asimismo, la directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, ha concretado que el plan cuenta con 212 medidas para obras de saneamiento y depuración, obras de abastecimiento, actuaciones para paliar inundaciones, restauración de la vegetación de los márgenes de los ríos –para retener contaminantes y acumular agua–, resolver problemas que afectan al estado ecológico de algunos embalses o digitalización para tener información en remoto de la realidad de lo que ocurre en cada momento.

En cuanto a la inversión, de los 1.885 millones previstos, ha puntualizado que el saneamiento y la depuración absorberán 973 millones de euros y el abastecimiento más de 560 millones..

Además, la participación mayoritaria será de la Xunta, ya que 110 de las 212 actuaciones previstas dispondrán de financiación autonómica, 605 millones de euros, más del 63% del total. El ámbito territorial del plan abarca el 44% del territorio gallego y concentra más de 2 millones de habitantes, más del 75% de la población de la comunidad.

Según ha trasladado la directora de Augas de Galicia, el plan recoge como segundo uso prioritario del agua, tras el abastecimiento a la población, su uso para una transición energética justa en los proyectos afectados por cierres de centrales térmicas como las de As Pontes y Meirama.

Teresa Gutiérrez ha argumentado que con este plan la administración no busca «restringir los usos» del agua, sino hacer «un uso inteligente que llegue para todo».

En esta misma línea, Ethel Vázquez ha resumido que este plan hidrológico, adaptado al contexto de cambio climático, prevé medidas de carácter económico y normativo y haciendo hincapié en «el foco de la gestión de las infraestructuras hidráulicas hechas».

Asimismo, la conselleira ha destacado que se han realizado hasta 55.000 analíticas diferentes para identificar las medidas concretas para mejorar la calidad de las aguas y ha puesto en valor que el 58% de las aportaciones recibidas a través de alegaciones fueron incorporadas al plan.

Ahora, el plan se le remitirá al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para que, tras el informe del Consejo Nacional del Agua, sea ratificado posteriormente por el Consejo de Ministros mediante real decreto. Según ha concretado el xerente de Augas de Galicia, Gonzalo Mosqueira, «este verano podría estar» ratificado ya que el Gobierno les ha trasladado que esperarán por Baleares para llevar ambos planes al Consejo de Ministros.

PLANES DE RIESGO DE INUNDACIÓN Y DE SEQUÍA

Por otra parte, Teresa Gutiérrez ha avanzado que la semana que viene irá al Consello de la Xunta el Plan de gestión de riesgo de inundaciones, que incluye medidas que cada una de las diferentes administraciones e instituciones deben aplicar para «reducir y minimizar» las consecuencias negativas producidas por las inundaciones.

Además, ha detallado que este plan permitirá medir el riesgo de inundación, cuánto se inunda y qué hay en esa superficie. Otra de las prioridades del plan es tratar de «no aumentar el problema» y «renaturalizar» los ríos, así como adoptar medidas de autoprotección con trabajos de señalización para que «la gente sepa los peligros que corre».

En esta misma línea irá el Plan especial de seca, que según la Xunta tiene como objetivo principal «minimizar los efectos negativos de la seca y de la escasez de agua».