La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, junto con el decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Enrique Urcola, y la directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, ha clausurado este miércoles la jornada sobre ‘Modelos de gestión del ciclo integral del agua’.

Este encuentro, en el que participaron cerca de 100 personas, contó con la exposición de distintas experiencias de gestión del agua por parte de representantes de diversas instituciones y entidades, y Vázquez ha puesto el foco en la futura ley destinada a mejorar la gestión del ciclo del agua en Galicia. En tramitación, ha recibido más de 120 aportaciones, de las que se estimarán total o parcialmente una cuarta parte.

En concreto, Vázquez ha destacado que la Xunta es consciente de que los ayuntamientos, sobre todo los más pequeños, no tienen la capacidad económica y técnica para dotarse de las infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y depuración necesarias y mantenerlas de forma idónea.

Y para aportar soluciones a estas carencias, ha explicado que el Gobierno gallego elabora una ley de mejora de la gestión del ciclo integral del agua.

En la actualidad, ha precisado que se ultima la contestación a las propuestas formuladas en el período de participación pública por 36 entidades, toda vez que de las más de 120 aportaciones recibidas se estimarán, total o parcialmente, 34 de ellas.

GESTIÓN «PROFESIONALIZADA»

Vázquez ha enfatizado que el Ejecutivo autonómico aspira a impulsar un nuevo modelo de gestión «profesionalizada» de los servicios del agua, voluntario para los ayuntamientos y no excluyente de los modelos ya existentes, como puede ser la gestión directa, los consorcios, o a través de concesionarias. Un modelo, ha incidido, basado en el conocimiento de las redes, «que es fundamental».

Ha indicado que la Xunta ofrece «un modelo más al servicio de los municipios que así lo deseen» para «mejorar la calidad, la eficacia y la eficiencia de los servicios que prestan a los ciudadanos, ayudándolos en sus competencias».

También ha reivindicado que la nueva ley de mejora de la gestión del ciclo integral del agua tiene como objetivos «regular, ampliar y extender la ayuda que la Xunta ya viene prestando a los ayuntamientos, en los que invirtió más de 1.100 millones de euros en obras de saneamiento y abastecimiento».

Finalmente, ha recordado que la Xunta también gestiona 28 depuradoras municipales, una opción que con la nueva ley se ofrecerá a todos los ayuntamientos que así lo soliciten de forma voluntaria. Y ha reiterado que la iniciativa no supone nuevas tasas a los ciudadanos, sino que «reordena las que ya existen y sustituye las que aplican los ayuntamientos en los casos de que estos cedan la gestión a Augas de Galicia».

Apeló a la responsabilidad ambiental, finalizando con las deficiencias en el funcionamiento de las depuradoras, con el desperdicio del agua por fugas en las redes de abastecimiento o con los vertidos al medio.