La Asociación SOS Patrimonio Monte do Gato Seselle denuncia un proyecto que instalará aerogeneradores eléctricos a menos de 500 metros de las viviendas –lo mínimo que establece la legislación autonómica con respecto a los ‘núcleos rurales’– en el municipio coruñés de Oza-Cesuras.

Este colectivo encargó un informe pericial al Colexio Oficial de Enxeñeiros Técnicos e Peritos Agrícolas de Galicia, que corroboró, a través de unas mediciones realizadas el 9 de agosto, que hay un total de 16 casas que estarán más cerca de estos límites del molino más próximo.

De acuerdo con el documento, las distancias entre estas viviendas y los aerogeneradores proyectados oscilarán entre los 272 y los 482 metros. Para la asociación que encargó la pericial, esto causará «una enorme pérdida patrimonial» para la población y repercutirá «en la salud y otros perjuicios» que tendrán que soportar los vecinos.

Con todo, como estas casas no están reconocidas como núcleo poblacional, estas instalaciones sí estarían amparadas por la legislación. Por eso, el colectivo avanza que presentará el informe ante todos los organismos competentes para «tratar de corregir» la «grave deficiencia» que presenta la normativa, porque «no defende los intereses de los vecinos como corresponde».