La reserva de agua de los embalses de Galicia ha vuelto a caer otra semana más y, tras la pérdida de otros 50 hectómetros cúbicos, se sitúa ligeramente por debajo del 50 por ciento de su capacidad, según los datos trasladados este miércoles por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Así, según ha informado el MITECO, la reserva hídrica de Galicia es de 1.842 hectómetros cúbicos, lo que supone un 49,6 % de su capacidad total, que es de 3.714 hectómetros cúbicos.

Los embalses de la cuenca Miño-Sil (la que gestiona el Gobierno central) tienen una reserva hídrica de 1.414 hectómetros cúbicos, lo que supone 35 hectómetros cúbicos menos que hace una semana y se sitúa al 46,7 % de su capacidad (1,1 punto menos).

Mientras, en la cuenca Galicia-Costa (que depende de la Xunta), la cantidad de agua embalsada ha pasado de 443 a 428 hectómetros cúbicos. Esto significa que estas presas están al 62,2 % de su capacidad total.

Precisamente, el descenso del agua embalsada en la cuenca Miño-Sil ha provocado las críticas del gobierno gallego al Ejecutivo central, por haber autorizado un «vaciado masivo» de las presas. De hecho, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, calificó esa medida de «irresponsable» y advirtió de los riesgos medioambientales.