Cada gallego recicló el año pasado alrededor de 15 kilos de envases ligeros (plásticos, latas y briks) en el contenedor amarillo, casi un 13% más que el año anterior.

Así lo ha explicado la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, durante la entrega de premios de la campaña ‘Únete ao reto’, donde ha destacado la buena evolución que ha experimentado en la Comunidad la recogida selectiva a lo largo de los últimos años.

«Galicia recicla cada vez más y mejor», ha subrayado la conselleira, destacando el compromiso y el esfuerzo demostrados por la ciudadanía con el medio ambiente a través de gestos cotidianos como la separación de los residuos domésticos.

Ángeles Vázquez ha explicado que la evolución positiva de las tasas de reciclaje en la Comunidad también se perciben en el caso del contenedor azul, con un promedio estimado de 15 kilos de papel y cartón depositados por cada gallego durante el año pasado.

En total, y a la espera de que Ecoembes presente los datos oficiales de recogida selectiva en 2020 en el conjunto de España, Ángeles Vázquez ha indicado que «todo apunta» a que Galicia mantendrá la tendencia de incremento del reciclaje de los últimos cinco años, con una estimación total de 70.000 toneladas recogidas el año pasado a través de los contenedores amarillo y azul.

La conselleira también ha subrayado el importante papel que juegan las entidades locales a este respeto, colaborando en la concienciación de los vecinos y en la mejora de las tasas de reciclaje a nivel local a través de la participación en campañas como esta.

SEGUNDA EDICIÓN

Esta es la segunda ocasión en la que la Xunta de Galicia y Ecoembes invitan a las entidades locales gallegas a participar en la campaña ‘Únete ao reto’, con la finalidad de mejorar el reciclaje en el contenedor amarillo y sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de continuar separando correctamente la basura que generan en sus hogares.

Al igual que en la primera edición, celebrada en 2018, un total de 15 ayuntamientos asumieron el reto de mejorar sus aportaciones de latas, briks y envases de plástico en un 10%, como mínimo, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Así, entre el 1 de febrero y el 30 de abril, cada uno de los municipios participantes contó con uno amplio programa de acciones a pie de calle, además de una campaña de comunicación en medios, publicidad exterior y redes sociales con el fin de ayudarles a activar y concienciar a sus habitantes.

En 2020, debido al confinamiento domiciliario decretado por la covid, se registró un incremento generalizado de las aportaciones al contenedor amarillo estimada en más de un 25%, lo que dificultó este año el reto.

En total, 9 de los 15 municipios participantes este año –concretamente, Arteixo, Lalín, Ourense, Ponteareas, O Porriño, Ribeira, Sanxenxo, Tui y Viveiro– lograron superar en más de un 10% sus cifras de recogida de envases ligeros en 2020, por lo que recibirán un premio de 2.000 euros cada uno, que podrán destinar a una causa social de su elección.

CAMBIO CLIMÁTICO

Por otra parte, la conselleira de Medio Ambiente ha visitado este viernes el Laboratorio de Medio Ambiente de Galicia,, un referente nacional e internacional en el campo de la investigación y vigilancia de los parámetros ambientales que rodean a la sociedad y, sobre todo, en el estudio de los efectos de cambio climático.

Esta relevancia es posible en buena parte, ha explicado el Gobierno gallego, gracias a las inversiones realizadas por la Xunta de Galicia en el último lustro, período en el que se invirtieron 3 millones de euros para convertir a este laboratorio en una «institución de referencia».

Durante la visita, Ángeles Vázquez ha hecho un balance de la actividad de este centro en los últimos años, período en el que se constató un incremento sustancial en el número de muestras realizadas (substancias que envían a los laboratorio para que proceda su análisis), pasando de unas 2.700 en el año 2013 a las 5.300 de 2019, es decir un aumento de más de un 98%.

No obstante, la conselleira ha señalado que aún hay margen para avanzar un escalón más y convertir esta instalación en un edifico 100% sostenible. En ese sentido, ha avanzado que se pretende llevar a cabo una nueva reforma de las instalaciones del Laboratorio de Medio Ambiente de Galicia, para hacer este inmueble más eficiente.

Así, ha adelantado que la Xunta presentará un proyecto de mejora a los fondos europeos del programa Next Generation, una actuación que tendrá un coste de unos 825.000 euros, para mejorar la eficiencia energética y rehabilitación de los laboratorios.