El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que la Administración autonómica prevé distribuir 50.000 test de saliva en los centros educativos de la Comunidad, cuyo objetivo último será facilitar cribados en aulas que registren un positivo por coronavirus.

Según ha avanzado el jefe del Ejecutivo al término de la reunión semanal del Consello de la Xunta, el objetivo último es que los primeros autotest de saliva para los alumnos gallegos se empiecen a repartir en los centros escolares la semana que viene.

«A los niños de la clase en los que haya un positivo se les entregará un test de saliva para que en el momento de levantarse al día siguiente puedan hacérselo y evitar contagios en las aulas», ha relatado Feijóo, quien previamente había incidido en que el Gobierno quiere facilitar el acceso a la prueba a «cualquier persona» que tenga síntomas.

Según los últimos datos facilitados por el Ejecutivo autonómico, el reinicio del curso escolar en Galicia supuso, en los tres primeros días, el cierre de 11 aulas y unos 800 casos activos más entre la comunidad que acude diariamente –personal docente, otros trabajadores y alumnado–.

Así, este miércoles se informó de que hay un total de 13.891 casos positivos vinculados a centros educativos, frente a los alrededor de 13.000 de los que se informaron el lunes con el arranque del curso escolar tras las vacaciones de Navidad.