La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda ha abierto expediente sancionador a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) «por su responsabilidad en el vaciado de algunos de los embalses hidroeléctricos más importantes de esta cuenca», informa. Este organismo rechaza responsabilidades y acusa al Gobierno gallego de «mentir», además de remitirse a comunicaciones realizadas a la administración gallega.

En un comunicado, la Consellería de Medio Ambiente explica que, como organismo competente en materia de protección de la riqueza piscícola en Galicia, adopta esta decisión «ante la constatación de que la CHMS, máxima autoridad respeto a las actuaciones hidráulicas que se ejecutan en la cuenca del Miño-Sil, obvió su responsabilidad al no trasladar a la Consellería la petición de la autorización necesaria para proteger a la población ictícola ante un posible vaciado».

En concreto, sostiene que este organismo, titular de los embalses y de las concesiones hidroeléctricas en esta cuenca, «no notificó formalmente en ningún momento a la Xunta, a pesar de estar legalmente obligada a hacerlo, la intención de las empresas –eléctricas– de proceder al vaciado de algunos de los embalses que gestionan».

«Actuaron sin esperar por las autorizaciones preceptivas y oportunas por parte de la Consellería, que ni siquiera fue informada por la CHMS», indica el departamento autonómico, que apunta que el reglamento de ordenación de la pesca fluvial en Galicia señala como una condición esencial para poder proceder al vaciado de una masa de agua que la concesionaria «lo deberá comunicar con una antelación mínima de un mes al órgano competente».

«Carece de sentido que la CHMS pretenda hacer una interpretación interesada del reglamento, con el único fin de desviar la atención de su responsabilidad por incumplir la normativa vigente», añade tras el comunicado hecho público este viernes por el citado organismo en el que sostiene que «varios correos desmontan la manipulación de la Xunta sobre la falta de información previa al vaciado de los embalses ourensanos de As Portas y Cenza».

POSTURA DE LA CHMS

«Estas comunicaciones del descenso superior al 80% de volumen en Cenza y As Portas se produjeron el 10 de junio y el 12 de julio, respectivamente, cumpliendo la normativa autonómica de pesca fluvial», sostienen desde la CHMS, organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

«Estamos sorprendidos e indignados de que una administración, que se presupone seria, mienta y manipule acerca de la comunicación del vaciado, por debajo del 20%, de los embalses de As Portas y Cenza». «Esta comunicación, de la que varias conselleiras y el propio presidente dicen que no tener constancia, curiosamente, la recibieron por partida doble, más concretamente, en la Consellería de Medio Ambiente a través de su servicio provincial en Ourense y de la Consellería de Presidencia a través del 112 de Galicia», explica su presidente, José Antonio Quiroga.

Por otra parte, insiste en que la comunicación efectuada por la empresa hidroeléctica fue realizada cumpliendo la normativa autonómica, Decreto 130/1997, de 14 de mayo, por el que se aprueba el reglamento de ordenación de la pesca fluvial y de los ecosistemas acuáticos continentales.

«Que obliga a comunicar y, además, faculta a la Administración autonómica a la vigilancia y, en su caso, a la adopción de medidas que garanticen la protección y conservación de la fauna acuática siempre que el volumen de agua vaciado sea mayor que el 80% del volumen máximo de la masa de agua». «Este ha sido el caso de los embalses ourensanos de Cenza y As Portas», insiste.