El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado este sábado la gestión sanitaria de la Xunta no solo en la crisis de la covid-19, sino también a lo largo de la última década, durante una Junta Directiva del partido en la que ha intervenido telemáticamente el conselleiro de Sanidade de su gobierno, Julio García Comesaña.

Durante su discurso, Comesaña ha aprovechado para valorar los datos de la pandemia del coronavirus en Galicia y para agradecer a los populares su apoyo a la Consellería «frente a los muchos y muy demagógicos ataques de la oposición», formada por BNG y PSdeG-PSOE.

En esta línea, Feijóo ha destacado el «sistema sanitario potente» que tiene Galicia a pesar de la década de «continuas y constantes acusaciones injustas» y «calumnias». «Aquellos que mintieron, que mienten y siguen mintiendo, les decimos que dejen las mentiras aparcadas y defiendan la sanidad pública del país como la defendemos los que estamos orgullosos de ella», ha añadido.

Para subrayar que «la sanidad gallega funcionó», ha censurado que «otros ejercieron de comentaristas» durante la pandemia y «decían que había que confinar a la gente». «Menos mal que no les hicimos caso y seguimos con el criterio del comité clínico», ha proseguido.

No en vano, el presidente de la Xunta ha defendido el trabajo de la Xunta durante la pandemia mientras en el Gobierno de España hubo «ministros que se marcharon durante la tercera ola» –en referencia a Slavador Illa– para presentarse a unas elecciones.

Además, ha afeado que La Moncloa se dedicase «justamente a lo contrario de lo que se debían dedicar»: «A presentar en una misma mañana tres mociones de censura en tres comunidades autónomas (Murcia, Madrid y Castilla y León) cuando lo que necesitaba España era estabilidad».

«Nosotros seguíamos tomando medidas contra la covid, reuniendo al comité clínico y ‘dejándonos de lerias'», ha recalcado Feijóo.

CONGRESOS PROVINCIALES Y AUTONÓMICO

En este contexto, el líder del PPdeG ha restado relevancia a «la vida orgánica del partido» porque «lo que importa es ser útiles» a Galicia. Así, ha reconocido que quedan pendientes los congresos provinciales y el autonómico de la formación, aunque se ha dicho «convencido de que quedan menos meses» para poder celebrarlos.

Feijóo también ha sacado pecho de su gestión sanitaria en materia de personal, tras recordar que el Consello de esta semana anunció una oferta pública de empleo (OPE) con 1.200 nuevas plazas para el Sergas. A su vez, ha resaltado mejoras acometidas en infraestructuras sanitarias, como será el nuevo Complexo Hospitalario Universitario da Coruña (Chuac).

Por su parte, el conselleiro de Sanidade ha reconocido la labor del Grupo Parlamentario Popular en la Cámara autonómica para defender el trabajo de la Xunta –señaladamente, a las diputadas Encarnación Amigo y Marta Rodríguez-Vispo y al portavoz, Pedro Puy– y a los alcaldes y portavoces municipales, en los que «siempre» encontró una «ayuda» a la hora de implantar las restricciones para luchar contra la pandemia y en la campaña de vacunación.

Julio García Comesaña tampoco se ha olvidado de destacar el «rigor» del presidente Feijóo y la colaboración prestada por el resto de miembros del Gobierno, mientras que ha tenido palabras para reconocer a su predecesor en la Consellería, Jesús Vázquez Almuiña: «Tuvo el gran mérito de poner en marcha los sistemas de control de la pandemia».

El conselleiro ha reivindicado que Galicia salió de la tercera ola «con la segunda tasa más baja» de mortalidad de las autonomías, un ranking en el que solo Canarias está por debajo. En la Comunidad gallega, ha explicado, «murieron 83 personas por 100.000 habitantes» como consecuencia de la pandemia, mientras que en España esta cifra se duplica.

«ANTICIPACIÓN» DE SANIDADE

De hecho, ha atribuido estos datos a la «anticipación» de Sanidade al, antes del inicio de la crisis, «comprar respiradores por la mitad de precio» que el Ministerio pagó semanas después. Además, Comesaña ha afirmado que la sanidad gallega cuenta ahora con «más profesionales que en el año 2009» y con una dotación de «más de 4.500 millones de euros por primera vez en la historia de Galicia».

En cuanto a la incidencia acumulada de Galicia a 14 días, la ha situado en los 70 por cada 100.000 habitantes, mientras que en toda España está en los 132, casi el doble. Asimismo, la incidencia actual de la Comunidad gallega con respecto a la que había antes del puente de San José disminuyó, mientras a nivel nacional ascendió. «Algo bien haríamos», ha sentenciado Comesaña.

El conselleiro también ha ofrecido datos del proceso de vacunación y ha querido destacar que, a pesar de los «sucesivos cambios de criterio» de las agencias reguladoras de medicamentos con AstraZeneca, los gallegos demostraron «sensatez»: en torno al 77 por ciento de los citados acudieron a recibirla.

«Los gallegos no se dejan llevar por el alarmismo ni por los efectos adversos muy raros, que también tienen los medicamentos habituales», ha celebrado el conselleiro.

CALVO APUNTA A LAS MUNICIPALES

El arranque de las intervenciones en la Junta Directiva de este sábado ha estado a cargo del presidente del PP de A Coruña, Diego Calvo, quien ha subrayado las «diferentes formas de enfrentarse» a la pandemia en distintas administraciones de España.

En este sentido, ha mencionado la «falta de experiencia» y la «ocultación desde el primer día» por parte del Gobierno central para diferenciarla de «la forma de gestionar» del PP: «Con responsabilidad, con lealtad, con experiencia y diciendo siempre la verdad».

Calvo tampoco ha pasado por alto que el verano pasado los populares consiguieron «un buen resultado» en los comicios autonómicos, tras lo cual la Xunta «siguió trabajando y, si cabe, más preocupada por la situación sanitaria».

Con la vista puesta hacia el futuro, el presidente del PP de A Coruña ha dicho que «nadie puede descartar que haya unas elecciones generales pronto» porque justificaciones «hay suficientes», pero ha apuntado a las municipales de 2023 para animar al partido a «poner sus estructuras al día»: «Tenemos que estar preparados, reforzar esos equipos para, cuando llegue el momento, los vecinos puedan confiar en el PP».