InicioDestacadasEcomuseo de Arxeriz, la experiencia comunitaria que protege el patrimonio histórico ribeirano

Ecomuseo de Arxeriz, la experiencia comunitaria que protege el patrimonio histórico ribeirano

Publicada el


En O Cabo do Mundo, uno de los lugares más emblemáticos de la Ribeira Sacra, nacía en el 2004 un proyecto privado con voluntad comunitaria que pretendía poner en valor el patrimonio mueble, artístico y etnográfico de la cultura ribeirana de la zona. Así pues, O Saviñao se convertía en un de los primeros ayuntamientos gallegos en acoger una experiencia como esta, que dio en llamarse «Ecomuseo de Arxeriz».

El promotor del proyecto, José Antonio Quiroga, explicó este miércoles en el marco de la jornada «O patrimonio moble, entre o privado e o comunitario» en el Consello da Cultura Galega de Compostela, que la idea comenzó a brotar a través de la asociación de vecinos del lugar, de una manera «voluntarista y amateur». Poco a poco, un grupo de personas fueron acondicionando como salas de exposición los diferentes espacios del Pazo de Arxeriz. En el exterior, la finca de 35 hectáreas, los jardines, las huertas, y hasta un castro y el Castillo de Doiras completan esta experiencia que revaloriza el lugar.

Si bien en un primer momento las personas impulsoras tenían en mente crear un museo dedicado a la leche, finalmente decidieron tomar el camino de la etnografía. Quiroga relata que estaban motivados por el contexto rural en el que se insertaban. Sentían la necesidad, por tanto, de rescatar, estudiar y amparar su historia para erigirse como un espacio de «defensa de la cultura y del paisaje».

HISTORIA DE LA RIBEIRA: El ANTES Y El DESPUÉS DE LOS EMBALSES

José Antonio Quiroga cuenta que el 2014 fue el año del «gran salto cualitativo» del proyecto. Por entonces abrieron las puertas a una «sala de la cultura fluvial» de 400 metros de superficie. En ella se recoge parte de la historia fluvial del Miño medio, un lugar que, según explica el presidente del Ecomuseo, «sufrió la imposición de los embalses en los años 50 y 60 que llevaron por delante toda una cultura ribeirana».

Ahora, Arxeriz reconstruye la vida en el río desde el medievo hasta la construcción de eses embalses. Lo hacen mediante documentación fotográfica, patrimonio mueble sobre las diferentes tipologías de barcas fluviales y testigos de gente que vivió al lado del río. «Hay muchísimo trabajo por detrás que aún está sin publicar, nos faltan medios», reconoce Quiroga.

UN CASTRO AL LADO DEL PAZO

Castro de Arxeriz / Ecomuseo de Arxeriz
Castro de Arxeriz / Ecomuseo de Arxeriz

El pazo no es el único que se puede visitar en el Ecomuseo de Arxeriz. Cerca se encuentra un castro en el que comenzaron a excavar en el 2013. Y aunque ahora están detenidos en sus labores de recuperación, ya son quinte las estructuras que se encuentran a cielo abierto. En ellas pueden observarse hasta nueve graneros, cosa que parece indicarnos que «existía una economía especializada en el pan, en contra de la idea de autosubsistencia establecida respeto a los castros», relata Quiroga.

A la par, el proyecto ofrece una sala dedicada al mundo castreño con el objetivo de que el visitante «entre en la época y saque provecho a la visita del yacimiento arqueológico». Más allá de esta exposición, la fundación que está detrás de la iniciativa – Fundación Xosé Soto de Fión – tiene en mente abrir un albergue a un lado del Camiño de Inverno, que según indica José Antonio Quiroga, comienza a consolidarse como guía hacia Compostela.

LA NECESIDAD DE LO COMUNITARIO

El Ecomuseo juega un papel importante como dinamizador de la aldea comunitaria. Esta fue la intención de sus promotores desde un primer momento. «Nosotros queremos implicarnos lo máximo posible con la comunidad en la que estamos insertos, pero es una comunidad desestruturada, desarticulada, por lo que no es nada fácil». El declive demográfico que sufre el rural del país pasa factura también en el impulso de este tipo de iniciativas.

Además, Quiroga reconoce el peligro de que estos proyectos estén ligados al activismo cultural de unas cuantas personas. Considera que, al ser así, «si uno para y es la locomotora, el proyecto se viene abajo». Pero, por encima de todo, el presidente del Ecomuseo de Arxeriz da ánimos la cualquier iniciativa comunitaria que ponga en valor nuestra historia: «En la comunidad están los elementos consubstanciales de nuestra cultura, y además, el patrimonio mueble representa una vida, con sus modos de producción, sus maneras de socializar…».

últimas noticias

AMP. (2)- Fallecen padre e hija tras chocar su vehículo contra otro en Ames (A Coruña)

Un varón de 44 años de edad y su hija, de 17 años, fallecieron...

Fallecen dos personas y otras dos resultan heridas de gravedad tras una colisión en Ames (A Coruña)

Dos personas han fallecido y otras dos han resultado heridas de gravedad tras una...

La nieve y la lluvia dificultaron este domingo la circulación en las carreteras de 10 ayuntamientos de Lugo

La Diputación de Lugo ha activado este domingo un operativo para hacer frente a...

La llegada de un nuevo frente a Galicia activa para este lunes la alerta por temporal costero

La llegada de un nuevo frente a Galicia intensificará el viento del suroeste, con...

MÁS NOTICIAS

Desactivado el plan anticontaminación autonómico ante la «baja incidencia» en la llegada de pélets a la costa

El plan anticontaminación autonómico ha sido desactivado por la "baja incidencia" en la llegada...

La Xunta estudia activar medidas contra la empresa eólica del Monte Acibal tras despeñarse una piedra de gran tonelaje

El Servizo de Protección á Natureza, dependiente de la Guardia Civil, ha elevado un...

El 62,7% de los jóvenes gallegos cree que logrará empleo en menos de un año tras acabar sus estudios, según un estudio

La generación Z se muestra optimista con su futuro laboral y, en concreto, el...