Los sectores laborales están sufriendo con distinta intensidad las consecuencias de la crisis económica actual. La COVID, de manera muy semejante a la crisis del 2008, parece obligarnos al “reciclaje”, la “ reinventarnos” para buscar nuevas oportunidades laborales. La formación es un paso importante para ampliar nuestras oportunidades de dar con un empleo remunerado en condiciones dignas. La paradoja es que ahora mismo formarte también es una tarea difícil, pues muchos centros de formación están cerrados por cuestiones sanitarias y la formación online, sobre todo no reglada, en muchas ocasiones no ofrece todas las garantías de estar reconocida oficialmente. Entonces, ¿qué podemos hacer si queremos buscar salidas laborales en estos tiempos de cierre?

FORMACIÓN, NI TANTO NI TAN POCO

Lo primero que destacan tanto empresarios, sindicatos y organizaciones del mundo laboral es la formación. “Cuantos más conocimientos, más oportunidades” es el primer mantra que repiten las voces “autorizadas” sobre la búsqueda de oportunidades de empleo. El segundo mantra es la “busca activa” con la navegación por Internet, la concertación de entrevistas de trabajo, entrega de CV o portfolios profesionales. ¿Y esto funciona?

“Esa es la pregunta del millón” dice Francisco González Sío, de la CIG, pues de momento las cifras de desempleo y personas acogidas a ERTE no indican lo que se denomina una “movilidad laboral” que muestre un relevo de puestos de trabajo extintos por otros nuevos. Maica Bouza, de CCOO destaca que “la formación para dar con un trabajo debe ser continua y promovida por empresas y servicios públicos que permitan un reciclaje para los cambios constantes”.

“La calificación es importante pues permite el acceso a sectores mejor calificados y remunerados” dice Juan Carlos Rodríguez de UGT. “La formación presencial a día de hoy no es posible debido a las restricciones sanitarias, por eso la teleformación es la alternativa que queda”.

También está el perfil que le quieras dar a tu vida laboral, por eso puedes dar con diferentes caminos para formarte” dice Ángel Torreiro de la Asociación de Empresarios de Ferrolterra. Torreiro subraya la necesidad de “estar abierto a todas las alternativas, tener en cuenta todas las opciones”, aun así “cuesta encontrar con las opciones más apropiadas para cada cual”.

La otra cara de la moneda para algunos es “la sobreformación que impide a veces dar con un empleo digno” según González Sío. El exceso de formación a veces es un síntoma de la dificultad laboral que pasa una sociedad. “A veces la culpa es de quien planifica la propia formación, pues posiblemente no se esté orientando a los sectores que necesitan personal cualificado”.

¿CÓMO ENCONTRAR TRABAJO EN MEDIO DE LA COVID?

“Hoy en día el mejor sistema que funciona para dar con un empleo son las redes sociales y el boca a boca” dice Maica Bouza. Un sistema complementa al otro, pues tener contactos y las webs de trabajo ahora mismo son de las pocas alternativas que funcionan en caso de abrirse camino para tener empleo. En Internet “puedes ver como está el mercado, pues en muchas de esas ofertas no se respetan las condiciones laborales y detrás puede haber empresarios sin escrúpulos” señala González Sío. “Muchas de las ofertas que aparecen en páginas web son timos empresariales” dice Ricardo Castro.

Los servicios públicos de empleo y las ETT son la otra vía por la que explorar las posibilidades de una nueva oportunidad laboral. Los primeros no dejan de ser servicios de gestión para algunas voces críticas, todo debido al cambio en las políticas laborales de los últimos decenios. Ricardo Castro apunta sobre esto que “el sistema público de empleo fue decapitado por el PSOE cuando abrieron las ETT, que son una vía de esclavismo en constante dependencia”.

“Hoy en día sí hay sectores con una demanda media-alta como son las nuevas tecnologías, alimentación, investigación, medicina y cuidados” apunta Bouza de CCOO. Algunos de estos sectores precisan de una formación muy específica que solo pueden impartir especialistas. Ángel Torreiro cree que la asociación entre las administraciones públicas y las entidades privadas “es el mejor camino para brindar la formación específica según que sectores”.

Encontrar trabajo ahora mismo en tiempos COVID es difícil, aunque hay sectores que demandan más personal y que para acceder a ellos es necesaria cierta formación. Esta última solo puede ser impartida mediante teleformación y, si no son organismos debidamente reconocidos, muy probablemente esos conocimientos adquiridos no sean válidos para el puesto al que aspiramos o, por desgracia, seamos víctimas de un engaño. En tal caso, buscar trabajo ahora mismo es difícil aunque no imposible, como reza el dicho, pero se debe estar muy atento a la oferta, a la empresa o entidad que demanda trabajadores y sus condiciones.