La empresa concesionaria de las obras de la rúa Concheiros, en Santiago de Compostela, ha solicitado otra ampliación de los plazos para su finalización, que está prevista para el próximo sábado, 22 de enero. Sin embargo, el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, ha dicho este viernes que no ve «viable» esta nueva prórroga.

En una rueda de prensa ofrecida este viernes, el regidor ha confirmado que la adjudicataria de estos trabajos solicitó otra ampliación de los plazos de 49 días. «No creo que se conceda», ha añadido, no obstante, al repecto.

Con todo, Bugallo ha rechazado pronunciarse «mientras los técnicos no emitan los informes correspondientes».

Eso sí, al ser preguntado por los periodistas, el alcalde ha descartado que una eventual concesión de esta ampliación de los plazos vaya a evitar la apertura de un expediente sancionador por la demora.

Además, Bugallo ha rechazado que este procedimiento sancionador vaya a finalizar con la rescisión de contrato, algo que su gobierno «no contempla» porque «no beneficiaría en nada a los vecinos».

«Los vecinos y el Ayuntamiento lo que menos podrían desear es una obra paralizada durante meses», ha asegurado, para seguidamente defender que la administración local buscará «presionar» a la empresa para que finalice los trabajos «lo antes posible».

BARRIO DE PONTEPEDRIÑA

En otro orden de cosas, al ser preguntado sobre las quejas de habitantes del barrio de Pontepedriña por el estado de las calles, el regidor compostelano ha respondido que ve «evidente que todo el mundo quiere más», aunque ha puntualizado que en el último año «se hicieron actuaciones que mejoraron la imagen» de esta zona.

«Por tanto, no es cierto lo del abandono, pero todos queremos más cosas. Efectivamente, eso es comprensible», ha dicho Bugallo, si bien ha insistido en que Pontepedriña está «infinitamente mejor hoy, sobre todo infinitamente mejor conectado, que hace un año».